La otra vida del fundador secreto de Facebook

Empresas

Eduardo Saverin ha pasado de ser el olvidado cofundador de Facebook a ser el coprotagonista del último taquillazo de Hollywood: ha confesado que ha visto la película.

Eduardo Saverin era hasta que el libro The Accidental Billionaires. Sex, money, betrayal and the founding of Facebook, de Ben Mezrich, en español editado por Alienta, lo dio a conocer como el fundador secreto de Facebook un auténtico desconocido. Ahora muchos saben que fue el primer inversor de Facebook, al que un movimiento no muy limpio de capitales dejó fuera de la red social. La película The Social Networkrecién estrenada en España – se ha encargado de convertir su figura en de dominio público y a Eduardo Saverin en la víctima favorita de la caza y captura del famoso.

Saverin permanecía en silencio. Casi ni se ha pronunciado sobre su papel en la fundación de Facebook, pacto legal mediante, por supuesto, y poco se sabía sobre que estaba haciendo ahora Saverin. Este año, Forbes lo ha incluido en la lista de los ricos entre los ricos, en los últimos puestos del listado de los 400 más ricos de EEUU con una fortuna de 1.150 millones de dólares.

Y ahora, con la película sobre su papel en la fundación de Facebook en los cines de medio mundo, Saverin ha hablado. Y ha confesado que ha visto la película. “Imagínate sentado en un cine y que cuando las luces se apagan y acaban los créditos, ves tu vida contada en la pantalla”, arranca el post en el que abre su corazón post-film a la cadena televisiva CNBC.

¿Siente que lo que ve es la más absoluta verdad sobre lo que sucedió aquellos días? Saverin no lo deja nada claro y prefiere tirar por la tangente. La verdad verdadera que ha conseguido ver en el filme es que la historia (divertida y puro Hollywood, aclara) refleja todos los puntos de la aventura de ser un emprendedor. “Aunque ver la versión hollywodiense de mi vida universitaria es al mismo tiempo humillante y entretenida, espero que esta película inspire a otros para crear y dar el salto para empezar nuevos negocios”, concluye.

Bonitas palabras para analizar una historia fundacional que se ha convertido en el más entretenido culebrón business de los últimos tiempos. Mark Zuckerberg -el que era su mejor amigo y que según la película y la literatura previa prefirió traicionarlo por el bien de la red social – también ha sido correcto y educado. El portavoz de su compañía ha apuntado a Forbes: “apreciamos los sentimientos (que contiene el post en la CNBC) y le deseamos a Eduardo lo mejor”.

Sobre qué hace ahora Saverin poco se sabe. Ahora que su nombre se ha convertido en dominio público y ha entrado en la lista de los ricos entre los ricos, puede que su persona empiece a ser más conocida y su nombre empiece a sonar más. La nueva vida de Eduardo Saverin podría dejar de ser tan oscura como hasta ahora.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor