Virgin y BPI amenazan a los usuarios de P2P

Empresas

En el Reino Unido el proveedor de acceso a Internet British Virgin, de acuerdo con la BPI y la RIAA (asociaciones que representan a las discográficas y que dicen defender los derechos de autor), está mandando cartas de advertencia a sus clientes, que tras ser conveniente espiados sin control judicial, supuestamente intercambian material protegido, amenazándolos con suspender su servicio a Internet.

Uno de los sueños de la industria discográfica es que las operadoras filtren el contenido de sus redes, con el objetivo de mantener en exclusiva el clásico -y quizá arcaico- monopolio de distribución de música. Por lo que leemos, algunas operadoras están dispuestas a hacer ese sueño realidad y en contra de sus clientes y sin intervención judicial, están mandando cartas amenazando “con suspenderles el servicio a Internet tras “tres avisos”. Como en los toros…

Esta medida draconiana a la que es contraria la Unión Europea, puede tener apoyo en la legislación británica próximamente. Las cartas “educativas” amenazan sutilmente con acciones legales y con la pérdida del acceso a Internet, señalando la diferencia entre la compra de música legal y las violaciones de derechos de autor al compartir archivos.

Además sugieren que compartir archivos infecta los equipos con malware para los que ofrecen acceso a software antivirus y otro software de seguridad. No se conoce cuantas cartas serán enviadas, ni cómo se ha obtenido la información de los presuntos infractores.

vINQulos
ars technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor