El volcán islandés, oportunidad de oro para la telepresencia

Empresas

Las compañías especializadas en la telepresencia vieron cómo los usuarios se lanzaron a utilizar sus servicios para continuar con sus actividades… mientras esperaban la salida de sus aviones.

Todo lado negativo, tiene su parte positiva. Lo que es malo para unos, puede ser bueno para otros. Como buen ejemplo, las consecuencias que tuvo la erupción del volcán Eyjafjallajökull, abreviado como Eyjafjalla, en Islandia. Resumiendo los acontecimientos: el día 20 de Marzo, este volcán de nombre difícil de pronunciar, entró en erupción por primera vez desde el año 1923.

Lo que en  un principio fue un pequeño suceso acabó siendo un gran caos y es que durante la semana del 14 de Abril comenzó una nueva erupción, mucho más fuerte que la anterio,r que terminó por cubrir el cielo de la zona oeste de Europa con una nube gris que impidió a muchos aviones volar.

Este acontecimiento se tradujo a millones de pasajeros retenidos sin poder volar, miles de vuelos cancelados y millones de euros en pérdidas para las compañías aéreas. Se calcula que, en total, la erupción del volcán islandés produjo pérdidas de más de 4.070 millones de euros a nivel mundial, tras la cancelación de más de cien mil vuelos en una semana y cinco mil más en la segunda semana, mucho más relajada que la primera.

Volviendo al tema de que todo tiene su lado positivo, durante esos días, se sucedieron noticias y comunicados que apuntaban a que las empresas de videoconferencia estaban siendo las grandes beneficiadas de esta situación. Algo obvio, teniendo en cuenta que aunque el espacio aéreo se cierre, las empresas deben seguir trabajando. Por ello, muchas personas optaron por comunicarse a través de la videoconferencia.

Este sistema ofrece a los usuarios estar semi presentes en el lugar de la reunión. La videoconferencia crea una especie de sala de reuniones virtual, ya que todos los reunidos pueden oirse y verse unos a otros. Como ejemplo del aumento del uso de este sistema, Skype emitió un comunicado diciendo que en sólo un día se produjeron 20 millones de minutos en videollamadas, que es  “la media normal de llamadas que se producen en 5 días”.

Por su parte, la multinacional Regus, creada en Bélgica en 1989 notó que “durante la semana del 15 al 22 de abril, la demanda de servicios de videoconferencia aumentó en un 70% en España“. El crecimiento de la demanda a nivel internacional fue, nada menos, que del 139%. Según datos ofrecidos durante esos días por Digital Samba, las reuniones a través de videoconferencia entre compañías de Europa y España llegaron a aumentar en un 65% en su mejor momento.


En cuanto a las ganacias que ha supuesto este acontecimiento, las compañías aún no tienen informaciones listas para compartir, aunque es probable que se note el crecimiento cuando salgan los datos financieros finales del trimestre. Además, como bien asegura Olga Ribé, coordinadora de marketing de Techno Trends, al haber aumentado el número de nuevos usuarios en la compañía, los efectos no sólo se limitan a los días de la crisis, sino que repercutirá en futuros proyectos y los beneficios también se verán a largo plazo.

Techno Trends dedica su actividd esencialmente a ” ayudar y asesorar a las empresas, organizaciones y administraciones públicas españolas que las soluciones de Telepresencia y Colaboración Visual”, según comenta Ribé.

Las empresas también aprovecharon el tirón, ofreciendo a los usuarios novedades para hacer más atractiva la oferta de videoconferencia en esos momentos en que tan necesaria era para las miles de personas que esperaban el anuncio de la salida de sus aviones para llegar a su destino. Por ejemplo, Skype ofreció durante unos días de forma gratuita su servicio Skype Acces en más de 100.000 puntos Wi-Fi de todo el mundo. Telefónica anunció que ofrecería de forma gratuita sus servicios de salas de telepresencia en España, Portugal, Reino Unido, Italia y Alemania.

Por su parte Robert Strobl, co-fundador de la empresa Digital Samba, afirma que la compañía emitió algún comunicado a los medios publicando datos y, de este modo, darse a conocer. Regus no tomó medidas para hacerse a conocer entre nuevos posibles clientes, pero sí que enviaron información a algunos de sus usuarios recordándoles que podían usar sus servicios para “solventar sus compromisos laborales en caso de verse atrapados por la parada en los aeropuertos”, según cuenta Philippe Jiménez, director de la compañía en España y Portugal.

Lo que está claro es que la nube de polvo gris que cubrió el cielo de casi toda Europa no sólo sirvió para que las llamadas de videoconferencia aumentaran en grandes términos durante una semana, sino que además ha ofrecido la oportunidad a estas empresas de darse a conocer entre un buen número de nuevos usuarios y ha ayudado a que las personas que ya usaban la videoconferencia, apreciaran y valoraran más la utilidad de este servicio.

Al menos, sobre este dato  es algo en lo que están de acuerdo todos los entrevistados de varias empresas especializadas en este servicio. De hecho,  Frederik Halvorser, antiguo presidente de Tandberg y director del grupo de tecnología de telepresencia de Cisco, declaró durante aquellos días que la compañía había comprobado ” no sólo la utilidad de la videoconferencia sino el interés que está generando”.

Robert Strobl considera que el uso de videoconferencias está creciendo mucho en Europa. “Es un servicio muy extendido en Estados Unidos desde hace tiempo y en Europa se encuentra en pleno crecimiento”, afirma Strobl. El socio fundador de Digital Samba cree que los usuarios del viejo continente están dándose cuenta de las ventajas de la videoconferencia y de las ventajas del uso de este sistema. Por su parte, Philippe Jiménez de Regus afirma que esta crisis les ha servido para dar a conocer todos sus servicios, y es que la compañía afirma que el incremento de llamadas por este sistema durante las dos semanas del caos aéreos, provinieron de nuevo usuarios, más que de los usuarios que ya tenían.

De hecho, la compañía creada en Bélgica afirma que aunque las altas cifras de usuarios registradas en las casi dos semanas en las que la nube de polvo cubrió el cielo europeo han descendido considerablemente, Regus está anotando que “el grado de la demanda sigue siendo bastante alto en comparación con el año pasado”, según delara Jiménez. Y es que la nube de polvo ha servido a la compañía para que sus antiguos y nuevos clientes “descubrieran la amplia gama de servicios que podemos ofrecer” y no sólo parte de ella.

Por su parte, Techno Trends, empresa fundada en 1994 en Barcelona, asegura haber ganado 30 nuevos usuarios durante los días en que miles de vuelos se vieron cancelados y que ya tienen proyectos de futuro con muchos de ellos. Olga Ribé afirma que la firma considera que “a muchos de los pasajeros afectados, esta experiencia les ha servido para conocer mejor y comprobar la viabilidad de sustituir un desplazamiento en avión por el uso de una solución de Telepresencia”. Según Ribé muchos pasajeros afectados prefieren ahora minimizar los viajes que realizan habitualmente, y han visto en este servicio una buena alternativa a los desplazamientos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor