¿Qué supone Watch para el negocio de Apple?

Empresas

Watch se abre a un público potencial de 200 millones de usuarios, pero deberá ofrecer algo más para convencerlos.

Tras años de especulación, Tim Cook, CEO de Apple, presentó su smartwatch.

Watch, que marca la entrada de Apple en el mercado de wearables, fue presentado como “el producto más personal” lanzado por la compañía hasta ahora. “Es funcional además de increíblemente bonito”, dijo Cook, en una afirmación que da pistas sobre lo que significa Watch para el negocio de Apple: tecnología y diseño.

Apple llega a este mercado más tarde que sus competidores. El primer reloj inteligente como tal lo lanzó IBM en el año 2000; se trataba de un reloj de pulsera gobernado por Linux. La versión original tení sólo 6 horas de batería y 8 MB de memoria.

Ya en 2012 Sony lanzó el primer smartwatch como los conocemos en la actualidad. Samsung acaba de presentar una nueva versión del suyo y competidores como Pebble, smartwatch de bajo coste nacido en la plataforma de financiación colectiva Kickstarter, gozan del beneplácito de la crítica.

“Lanzamos cosas cuando creemos que están listas”, dijo Cook. “Para nosotros es más importante ser los mejores en lugar de ser los primeros”. Ciertamente hasta ahora Apple ha sido pionera en el lanzamiento de un smartphone, un reproductor de música y un tablet.

Pero, ¿qué peso cabe esperar de Watch en el negocio de Apple?

Watch es compatible con los recién lanzados iPhone 6 y 6 Plus. También con los iPhones 5, 5C, 5S. Esto abre el dispositivo a un público objetivo de 200 millones de usuarios.

El precio será una de las principales trabas para el consumidor potencial. El dispositivo llegará el próximo año y tendrá un precio de 350 dólares, superior al esperado por los expertos. Habrá además una versión en oro de 18 quilates y correa de piel, lo que aumentará su precio.

Algunos analistas que cita el Financial Times prevén que los de Cupertino conseguirán vender 14 millones de unidades en el primer año y 15 millones de unidades en el segundo –cuando previsiblemente se lance la próxima versión, mejorada, del dispositivo-. Otras voces más entusiastas ven ventas de 30 millones de unidades. En este sentido, la reacción inmediata de los mercados fue fervorosa (empujando la cotización de los títulos por encima del umbral de los 100 dólares), aunque finalmente la cotización cayó. Wall Street cerró con caídas del 0,38% y la sesión tras el cierre tiró aún más la cotización (un 1,19%).

Las miradas se dirigen ahora a la comunidad de desarrolladores. En sus manos está el lanzamiento de aplicaciones que supongan una ventaja competitiva frente a los rivales como Samsung, Sony, LG, Motorola o Pebble.

El éxito de Watch también dependera de otra industria… alejada de la tecnológica: la de la moda. El diseño de sus productos importa en Cupertino más que nunca, ahora que estos empiezan a vestirse. La compañía ha fichado en los últimos meses a importantes nombres de la industria provenientes de firmas como Burberry, Yves Saint-Laurent y Levi Strauss. Además, entre la prensa invitada al evento de ayer, hubo por primera vez, representantes de medios de moda como Vogue.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor