YouTube podría emplear hasta 100 millones de dólares en generar contenidos Premium

Software

El inminente campo de batalla tecnológico parece aproximarse (para beneficio de los usuarios) al mundo de los contenidos, por los que apuestan últimamente las grandes compañías, desde Yahoo a Teelfónica o Vodafone, al tenerlos muy presentes en sus últimas y millonarias adquisiciones. Ahora parece que el omnipresente portal de Internet se aproxima a los productores hollywwoodienses para obtener contenidos propios de calidad.

Ya no basta con el último vídeo de bebes, gatitos o castañazos en bicicleta acrobática ni con los videoclips más pegadizos del momento (y más allá… “Gangnam style” de surcoreano Psy ya ha superado los 2.000.000.000 visionados) para mantener satisfecho al visitante de un portal de vídeos, motivo que ha llevado a que YouTube mantenga una ronda de conversaciones con productores cinematográficos y televisivos de Hollywood, tanto los que suelen relacionarse con grandes estudios y producciones millonarias como aquellos productores independientes con obras más modestas en su haber.

El objetivo dar forma a un ambicioso plan que se alargaría durante al menos tres años en un primer momento, por un valor de varias decenas de millones de dólares. El propósito es transformar radicalmente YouTube para conseguir que deje de ser un repositorio casi infinito de vídeos subidos por aficionados, la inmensa mayoría de ellos irrelevantes para los anunciantes. Se trata de dotar de contenidos de calidad al portal de manera que tanto los espectadores como los anunciantes se sientan atraídos por ellos. Más visitas, más ingresos.

Durante los últimos dos meses los ejecutivos de YouTube han mantenido una serie de reuniones con la industria audiovisual tratando de concretar el apoyo con el que cuenta su intención entre el sector mientras pulsa el interés de los creadores de contenido. Estos podrían esperar recibir cantidades de entre uno y tres millones de dólares por producir una serie de programas, sin contar las cantidades que podrían añadirse provenientes del marketing.

Este tipo de contenidos tendrían que ser vídeos con una duración inferior a los 30 minutos, con calidad similar a la de otros programas específicos para la Red que ya están produciéndose para páginas web como la de Amazon.

YouTube es la plataforma de vídeos más popular del mundo, con más de 1.000 millones de visitantes únicos cada mes, cifras que superan con holgura a sus competidores Netflix y Amazon, pero la empresa (propiedad de Google) desea ir mucho más allá al altraer a los anunciantes y a los usuarios a una oferta de vídeos premium. Ya hubo un intento en 2011 de generar 100 canales, con un coste estimado de 100 millones de dólares, aunque con desigual fortuna.

Parte de la ayuda que ofrece YouTube a los creadores de contenido para sus canales incluyen desde consejos y guía para generar los mejores contenidos hasta instalaciones e incluso pequeñas cantidades económicas para  ayudar a desarrollar proyectos lo suficientemente atractivos.

vINQulo

Business Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor