¿24 horas de autonomía en un portátil? Sí, con el HP DragonFly

MovilidadPortátiles

HP ha anunciado una de sus estrellas para el segmento profesional, con un chasis liviano construido a partir de plásticos recuperados del fondo del mar y acabado en aleación de magnesio.

HP acaba de anunciar la joya de la corona dentro del segmento de portátiles premium Elite. Y lo ha hecho a bombo y platillo, nunca mejor dicho tras seleccionar para la ocasión el espectáculo Kooza del Circo del Sol, que arranca temporada en la capital española. 

Se trata del convertible HP Dragonfly, que llegará al mercado a mediados de noviembre en distintas configuraciones pero con varios denominadores comunes, como su extrema autonomía de 24,5 horas. Todo un día sin necesidad de conectarlo a la alimentación eléctrica, aunque esta cifra variará en función del uso que se haga del equipo. Obviamente, un uso intensivo implicará no llegar tan lejos en el tiempo, pero lo cierto es que es un gran punto de partida para las tareas cotidianas que realiza la mayoría de los trabajadores móviles, aquellos que se desplazan diariamente de un lugar a otro y no quieren llevar la fuente de alimentación en sus mochilas.

El HP Dragonfly es también uno de los más livianos de su categoría, con un peso de algo  menos de un kilogramo, mientras que parte de su chasis se ha construido a partir de residuos plásticos recuperados del fondo del océano, tal y como asegura la compañía. El acabado cuenta con  aleación de magnesio.

Se trata de una iniciativa similar a la que ya puso en práctica con sus cartuchos de tinta, fabricados a partir de botellas de plástico recicladas. Según las estimaciones del fabricante, ya ha recuperado 35 millones de botellas de plástico y 450 toneladas de plásticos destinados al fondo marino. Y lo seguirá haciendo como parte de su estrategia de sostenibilidad durante los próximos años. 

Pero centrándonos en las especificaciones de este nuevo equipo premium, el HP Dragonfly llega al mercado con un panel táctil de 13 pulgadas que ocupa prácticamente toda la superficie de la pantalla (un 86%), es decir, prácticamente no tiene marcos, por lo que su tamaño final no supera al de los portátiles de 12 pulgadas de generaciones anteriores. 

El equipo dispone de una visagra robusta que permite girar la pantalla 360º hasta convertirlo en una tableta para otros usos más lúdicos. 

En su interior se encuentra la octava generación de procesadores Intel Core, partiendo de los Intel Core i3 y subsistema gráfico Intel UHD Graphics. En el apartado de memoria se pueden seleccionar configuraciones de entre 8GB y 16GB, mientras que el almacenamiento con unidades de estado sólido SSD arranca en 128GB y puede llegar hasta los 2TB. Como era de esperar, la conectividad inalámbrica está basada en WiFi 6 y es opcional la ranura para tarjeta 4G LTE.

A nivel de seguridad para entornos corporativos, el equipo llega de serie con las habituales herramientas del fabricante como HP Sure Sense (protección contra malware), HP Sure Recover (recuperación rápida de la imagen del sistema) y las capacidades incluidas a nivel de hardware en los chips Intel de octava generación. 

Precio y disponibilidad

El HP Dragonfly estará disponible en España a mediados de noviembre a partir de 1.499€ (sin IVA).

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor