30 años de Kingston: de la memoria SIMM a la línea HyperX [Galería]

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoPCWorkspace
kingston ssdnow v300

La llegada de los módulos de memoria SIMM supuso una revolución en la informática al ser mucho más fáciles de instalar que los antiguos chips de memoria. Fue un logro conseguido por el fabricante Kingston hace ahora treinta años. Aprovechamos para repasar su historia.

Efectivamente, Kingston lanzó su primer módulo SIMM en 1997 y desde entonces no ha parado de crecer, presentando constantes innovaciones tanto en el almacenamiento de datos como en el diseño de módulos de memoria, colaborando y contribuyendo al éxito de fabricantes como Toshiba, AMD o Intel.

En sus treinta años de historia, la empresa se ha convertido en el fabricante de módulos de memoria número uno para el mercado de terceros (según IHS iSupply),  fabricante número uno de unidades USB flash (según Gartner), segundo fabricante del mundo de SSD postventa para PC (según Gartner) y fabricante número uno del sector de módulos de memoria DRAM (según DRAMeXchange) Además, Forbes sitúa a Kingston en el puesto 54 de su lista de las 500 empresas privadas más grandes de Estados Unidos.

A lo largo de su trayectoria, la compañía ha ido presentando innovaciones como su familia de dispositivos de almacenamiento DataTraveler o la línea de productos especialmente orientados al videojuego, HyperX. En este ámbito, Kingston ha logrado varios récords mundiales de overclocking.

En esta galería de fotos rememoramos algunos de los grandes momentos vividos por la compañía en estas tres décadas de historia.

Kingston

Image 1 of 11

Kingston nace de la mano de las memorias SIMM
Kingston Technology surgió a raíz de la carencia de chips de memoria de montaje en superficie que había en el mercado de la alta tecnología en la década de los ochenta. John Tu y David Sun, fundadores de la compañía, diseñaron un módulo de memoria en línea único (Single In-Line Memory Module, SIMM). Se trataba de una serie de chips montados en un circuito de placa impresa. Supuso el comienzo de las memorias propietarias para ordenadores de sobremesa y portátiles, convirtiéndose en un nuevo estándar en la industria.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor