5 pautas para digitalizar tu empresa y sobrevivir al coronavirus

Empresas

Las empresas tienen que empezar a orientarse a todo tipo de clientes y apostar por tecnologías exponenciales, según GFT.

Las empresas que no habían iniciado su proceso de transformación digital, o aquellas que estaban en etapas muy iniciales, están obligadas ahora a adaptarse para evitar caer víctimas de la crisis del coronavirus.

Pero, ¿cómo prepararse?, ¿cuáles son las claves? El especialista en digitalización GFT define cinco pilares para transformarse y evitar una pérdida irreparable de competitividad.

En primer lugar, las empresas tienen que “orientarse tanto a clientes digitales y no digitales, como a empleados”. Esto significa que ya no solo vale con prestar atención a quienes mejor entendían ciertas innovaiones. Los cambios de hábitos derivados de la pandemia agudizan la necesidad de atender también a grupos de edad avanzada, personas con capacidades especiales (ya sea a nivel de visión, audición o motricidad reducida) o a pymes, por ejemplo, que hasta ahora se manejaban de forma más física. Por supuesto, también hay que cubrir los requisitos de los propios trabajadores.

Esto pasa por “romper muros en procesos internos”. Siempre que sea posible hay que favorecer el teletrabajo, por lo que la empresa debe facilitar herramientas que garanticen la comunicación y también acordar horarios flexibles.

Asociado a esto, en época de coronavirus es muy importante aprender a “adaptarse a los nuevos patrones de comportamiento”. Modificaciones que antes tardaban años en producirse, ahora se están acelerando. Y procesos que antes no se planteaban, ahora son recomendables, como dejar de teclear el pin en un TPV o pagar en efectivo. GFT explica que “habrá que hacer un gran esfuerzo por digitalizar tareas que antes requerían contacto físico y acelerar tiempos”, recurriendo al onboarding, las firmas digitales, el ticketing, la automatización de call centers y el incremento de asistentes inteligentes y bots.

“Apostar por nuevas tecnologías exponenciales” es básico, desde el procesamiento a gran escala en la nube al internet de las cosas o la Spatial Web. Ahora accedemos al mundo a través de una pantalla y la información está más accesible. Pero, al mismo tiempo, la gente se siente vulnerable, por lo que hay que garantizar la ciberseguridad y la protección de los datos personales.

Por último, las empresas deben mantener en mente que pueden “encontrar oportunidades emergentes”. Para GFT “es necesario demostrar la capacidad de adaptación y reinvención. Ante las situaciones de crisis surge la imaginación rediseñando lo que deja de funcionar. Es una oportunidad para generar nuevos modelos de negocio donde lo virtual tiene un mayor valor”. La demanda de interacciones por medios digitales dará más relevancia a soluciones conversacionales y basadas en la voz.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor