5 ‘soft skills’ propias de los programadores especialmente útiles durante el confinamiento

Gestión Empresarial

El trabajo en equipo, y a distancia, se puede mejorar con habilidades como la comunicación, la creatividad o la humildad.

Empresas y empleados se están viendo obligados a rediseñar sus métodos de trabajo para cumplir con las medidas de confinamiento de la población y, así, mantenerse en activo mientras contribuyen a frenar el contagio por coronavirus.

Esto pasa por implementar tecnologías que faciliten el teletrabajo y también por potenciar ciertas habilidades. Los profesionales de la programación y el desarrollo de software cuentan con una serie de soft skills implícitas que les permitan integrarse en diferentes ambientes laborales y que, por tanto, ayudarían a optimizar la nueva forma de trabajar.

Los responsables JBCNConf, congreso de programación en lenguaje Java que celebrará su sexta edición en Barcelona a principios de septiembre, apuntan a cinco competencias sociales concretas: el trabajo en equipo, la comunicación, la creatividad, la empatía y la humilidad.

Saber colaborar con otras personas es imprescindible para sacar adelante los proyectos, en los que intervienen profesionales de múltiples disciplinas y con diferentes niveles de conocimiento, desde juniors a séniors. Para que todo fluya, es necesario aprender a establecer modelos de organización y jerarquías “a través de la coordinación, la confianza, la colaboración, el compromiso y la comunicación”, dicen los expertos.

La comunicación es, precisamente, otro punto imprescindible. Y esto pasa tanto por hacerse entender como saber escuchar, ya sea de forma oral o escrita.

En tercer lugar, hay que mantener una mentalidad abierta. Por ejemplo, el trabajo evolucionará mejor si los miembros de un equipo son conscientes de que no existe una tecnología única como solución para todos los proyectos o para todas las partes del mismo proyecto y que merece la pena descubrir distintos enfoques.

La empatía es básica para trabajar en equipo: ponerse en la piel de los demás, incluido el líder del equipo, reducirá los conflictos y mejorará el resultado final.

Por último, ser humilde, no estar a la defensiva y aceptar las críticas, partiendo de que no existe un criterio único, enriquecerá el aprendizaje.

“Tan importante es conocer las últimas herramientas en desarrollo y programación como saber trabajar en equipo, ser creativos para encontrar un mejor enfoque a los problemas y saber comunicarnos y aceptar las críticas”, señala Jonathan Vila, socio fundador de la conferencia de JBCNConf. Sobre todo “en momentos como los que vivimos actualmente”, apunta el también socio fundador Nacho Cougil, “cuando además de la capacidad técnica de cada profesional, los equipos de trabajo requieren de ciertas habilidades personales que permitan una mayor adaptabilidad del proyecto y la empresa, para encontrar la mejor solución”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor