9 consecuencias tecnológicas de la era COVID que permanecerán entre nosotros

Innovación

Setesca confirma que la pandemia “ha provocado un replanteamiento general de las estrategias de las empresas” y algunos fenómenos, como el teletrabajo, se asentarán.

La transformación digital acelerada de los negocios ha sido una de las consecuencias más notables de la pandemia de coronavirus a nivel empresarial.

Los esfuerzos por evitar el contagio de la población han obligado a países de todo el mundo a imponer confinamientos masivos, establecer cierres perimetrales e instaurar toques de queda. Las empresas han respondido con soluciones como el teletrabajo o los entornos híbridos.

“La crisis del COVID ha provocado un replanteamiento general de las estrategias de las empresas”. Así lo corrobora, Jordi Damià, CEO de Setesca, compañía que cree que hay nueve fenómenos tecnológicos muy concretos que se han destapado durante la pandemia y se mantendrán durante los próximos años, en un entorno volátil, de incertidumbre constante e ingenio obligado.

Tomas de decisiones más veloces e integraciones a lo grande

En primer lugar, los empresarios apostarán por un “replanteamiento de los modelos de negocio” y una “toma de decisiones más rápida”.

“Ya vimos esto el año pasado de manera forzada y rápida, pero este año las empresas adoptarán modelos de gestión empresarial mucho más basados en los objetivos a corto plazo y por lo tanto a estrategias más a corto plazo”, asegura Damià.

Esto se explica por la necesidad de adaptarse a los imprevistos. Si la situación relativa al coronavirus empeora u ocurre otro desastre, las organizaciones deben contar con margen de operación y capacidad para reducir los costes. Del mismo modo, si la situación mejora y hay oportunidades de crecimiento, deberían ser capaces de aprovechar el tirón.

Un análisis rápido y una toma de decisiones fundamentada serán claves para una gestión ágil.

El trío de “internacionalización, reducción de costes y peso de la tecnología” ha llegado para quedarse. Ante la pérdida de negocio en el mercado español, parece que las compañías mirarán hacia el exterior. Y lo harán buscando menos gastos, con ventas orientadas al cliente y apoyándose en la tecnología como guía.

“Ciberseguridad y gestión en la nube” aparecen también en las quinielas de Setesca. Ambas tecnologías permiten establecer una infraestructura favorable para los objetivos de negocio.

Asimismo, la “revisión de las herramientas de gestión” ERP “y de las soluciones de CRM”, para temas clientes, es ineludible. Las empresas tienen que desatar el potencial de sus trabajadores, alentarlos para se desempeñen con la máxima eficacia y sin sistemas informáticos paralelos. También deben fomentar la proactividad de cara a usuarios y consumidores.

El auge ya palpable del “eCommerce” convertirá a las soluciones de tienda online en otro pilar. Sucederá en todas y cada una de sus orientaciones: B2B, B2C y B2B2C.

La “robotización” está llamada a crecer dentro de los procesos administrativos, para ahorrar tiempo y costes y sacar provecho del talento.

Asimismo, se incrementarán las “soluciones informáticas orientadas a facilitar el teletrabajo”, desde herramientas de comunicación y colaboración a aquellas otras que facilitan el control y la seguridad.

La “redefinición del Business Intelligence” es otro fenómeno para el que el negocio necesita estar preparado, orientándose a un modelo tipo PowerBI y poniendo en valor a lo datos.

Por último, parece que ganarán peso las “herramientas integradas con grandes distribuidores” del calibre de la firma americana Amazon o la china Alibaba, según Setesca, para forzar la revisión de procesos logísticos, comerciales y financieros.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor