Pat Gelsinger: el timonel que liderará la transformación de Intel

ComponentesEmpresasGestión EmpresarialNombramientosPCWorkspace

Pat Gelsinger retornó a Intel el pasado mes de febrero, asumiendo el cargo de CEO. Su llegada a la compañía es mucho más que un mero ‘cambio de cromos’: es una declaración de intenciones.

Cuando Intel dio a conocer el nombramiento de Pat Gelsinger como su nuevo CEO, fue una sorpresa para todos. Sin embargo, la sustitución de su antecesor, Bob Swan, no lo fue tanto. De hecho, hace tiempo que en el sector había cierto runrún acerca de su posible salida, tal y como contaba en su blog Norberto Gallego.

Gelsinger ha sido CEO de VMware desde 2012, liderando la transformación de la empresa y convirtiéndola en un líder de soluciones globales mucho más allá de la virtualización, el negocio original de VMware. De hecho, la compañía triplicó sus beneficios anuales bajo su mandato.

Y quizá esto sea lo que busca y necesita Intel, que se ha quedado sola en el sector defendiendo el modelo de fabricación integrada. La llegada de Gelsinger no va a suponer que abandone dicha estrategia, que la empresa conoce mejor que nadie y que también tiene muchas ventajas.  Pero el nuevo líder tiene una autoridad de la que quizá careciera Swan, promocionado en su día como CEO interino  —desde su puesto de CFO— tras la destitución de Brain Krzanich. Y esta condición es indispensable para afrontar cambios.

“Pat Gelsinger es un líder tecnológico con un profundo conocimiento de Intel y un distinguido historial de innovación y desarrollo de talentos, así como un gran enfoque en la ejecución operativa. Trae consigo una experiencia de cuatro décadas en esta industria y, tras haber pasado 30 años en Intel y haber sido el primer director de tecnología de la empresa al frente de Intel Labs, tiene un amplio conocimiento y comprensión de las operaciones, la tecnología, la cultura y las oportunidades de Intel. Reúne gran parte de las características que se requieren en este momento para dar a Intel el siguiente empujón dentro de la estrategia fuerte y sólida que estableció su predecesor, Bob Swan”, declara Norberto Mateos, director general de Intel España.

“Sin lugar a duda, se asegurará de que Intel impulse una sólida ejecución de su estrategia para aprovechar su liderazgo en productos, su papel esencial como fabricante de tecnología y las importantes oportunidades que se le presentan a medida que continúa transformándose, pasando de ser una empresa de CPU a una multi-arquitectura de XPU”, agrega.

Una nueva era

La compañía es consciente de que vivimos una época de cambios profundos, por lo que confía en que Gelsinger sea la figura que capitanee el barco en este periplo. “Hoy en día, nuestra industria avanza a pasos agigantados. La tecnología nunca ha sido tan importante para la humanidad como ahora. Todo se está convirtiendo en digital, con cuatro tecnologías clave —la nube, la movilidad impulsada por el 5G, la inteligencia artificial y el edge intelligence— dispuestas a trascender y transformar el mundo. En este sentido, Intel es la única empresa con la profundidad y amplitud de software, silicio, plataformas, empaquetado y procesos de fabricación a escala en la que los clientes pueden confiar para sus innovaciones de próxima generación”, comenta Mateos.

Pat Gelsinger, CEO de Intel

Así pues, está convencido de que Intel “puede ser la empresa de semiconductores líder en el mundo en un contexto cambiante y poner rumbo a una nueva era de innovación y liderazgo tecnológico”. Y para aprovechar esta oportunidad, considera que la compañía debe centrarse en cuatro prioridades.

En primer lugar, señala que Intel debe ser el líder en todas las categorías en las que compite. “Debemos adelantarnos a las necesidades de los clientes y ser más ágiles en un mercado muy competitivo y demostrar el valor diferencial de nuestros productos, nuestra hoja de ruta y nuestra capacidad de fabricación”.

Además, insiste en la importancia que otorga la compañía al cumplimiento de sus compromisos. “Los clientes deben poder confiar en Intel para sus productos y sus estrategias de futuro”, apunta.

Asimismo, remarca que la empresa debe “innovar con audacia y rapidez”. “Somos una fuente de innovación continua en el sector, gracias a nuestra inigualable propiedad intelectual, nuestro talento de ingeniería y la investigación de nuevas arquitecturas informáticas de nueva generación”.

Por último, hace hincapié en que Intel ha de “reavivar su cultura para atraer y motivar a los mejores ingenieros y tecnólogos del planeta”, para que sea “el lugar donde los mejores talentos del mundo puedan cumplir sus sueños”.

IDM 2.0: fabricación, externalización y fundición

Uno de los primeros anuncios de Gelsinger al frente de Intel ha sido su nueva estrategia  ‘Integrated Desing Manufacturing 2.0’ (IDM 2.0). “Con el fin de cumplir estas prioridades, en Intel estamos marcando el rumbo de una nueva era de liderazgo en innovación y productos. En este sentido, hemos presentado IDM 2.0, una estrategia que sólo Intel puede ofrecer”, declara el director general de Intel España.

Pat Gelsinger quiere asegurar la fabricación propia de los microchips de Intel. En la imagen, una oblea de próxima generación con docenas de procesadores

“Es una fórmula ganadora que utilizaremos para diseñar los mejores productos y fabricarlos de la mejor manera posible para cada categoría en la que compitamos. Esta nueva estrategia pivota sobre tres ejes: la producción propia de chips, el recurso a capacidades de otras compañías cuando sea necesario y el establecimiento de una nueva línea de negocio, Intel Foundry Services”, desgrana.

Aprovechar la capacidad de terceros

Esta estrategia refuerza la fórmula de fabricación integrada de Intel, pero da muestras de su apertura a la colaboración con otras compañías para aprovechar sus capacidades productivas.

“Nuestro objetivo es garantizar el liderazgo interno en fabricación y que nuestros productos se beneficien del mismo. Actualmente, y desde hace tiempo, mantenemos una relación con fundiciones de terceros para determinadas líneas de producto. Se espera que el compromiso de Intel con las fundiciones de terceros se mantenga e incluya la fabricación de tiles modulares en procesos tecnológicos avanzados, incluyendo productos básicos en la oferta de computación de Intel para los segmentos de clientes y centros de datos a partir de 2023”, puntualiza Mateos.

Está convencido de que este modelo apuntalará el crecimiento de lntel en los próximos. “Sin duda, proporcionará el aumento de flexibilidad y alcance necesario para optimizar las hojas de ruta de Intel en cuanto a costes, rendimiento, calendario y suministro, dando a la compañía una ventaja competitiva única”.

IFS: apuesta por la fundición

La nueva estrategia también incluye la presentación de Intel Foundry Services (IFS). “Hemos anunciado planes de convertirnos en un importante proveedor de capacidad de fundición en Estados Unidos y Europa para atender la increíble demanda mundial de fabricación de semiconductores. Para ello, hemos establecido una nueva unidad de negocio independiente, IFS, dirigida por un veterano de la industria de los semiconductores, Randhir Thakur, que reportará directamente a nuestro CEO”, explica Mateos. “Los planes de fundición de Intel han sido recibidos con entusiasmo y muestras de apoyo por parte de la industria”, asegura.

El director general de Intel España afirma que “IFS se diferenciará de otras ofertas de fundición gracias a una combinación de tecnología de procesos y empaquetado de vanguardia, a su capacidad disponible tanto en Estados Unidos como en Europa, y a una cartera de propiedad intelectual (IP) de primera categoría para los clientes, incluyendo núcleos x86, así como IP del ecosistema ARM y RISC-V”.

Además, recuerda que la compañía ha anunciado “importantes planes de expansión en términos de fabricación, que comenzarán con una inversión estimada de 20.000 millones de dólares para construir dos nuevas fábricas en Arizona”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor