A fondo: ¿Qué repercusiones tiene el conflicto entre EE.UU. y Huawei?

5GCiberguerraCiberpoderEmpresasJusticiaLegalMovilidadOperadoresRedesRegulaciónSeguridad

Estados Unidos está presionado a gobiernos y compañías para que dejen de utilizar los equipos Huawei. Esta decisión podría ralentizar el despliegue de las redes 5G. ¿Qué hay detrás de este affaire?

Las tensiones y la guerra comercial entre Estados Unidos y China se han cobrado la primera gran víctima: Huawei. Todo comenzó el pasado mes de diciembre, con la detención en Canadá de Sabrina Meng Wanzhou, directora financiera e hija del fundador de la empresa, acusada de violar las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán, tal y como informaba BBC.

Sin embargo, apenas un par de semanas antes, The Wall Street Journal anunciaba que el gobierno estadounidense estaba pidiendo a sus aliados que dejasen de contratar con Huawei, preocupado por la posible injerencia china en las nuevas redes 5G. Además, Mike Pompeo, secretario de Estado del país norteamericano, aprovechó su gira europea para advertir a los países del Viejo Continente que usar tecnología del proveedor chino podría dañar su relación con Estados Unidos, como recogía CNN.

“Negamos que nosotros o nuestras subsidiarias o afiliadas hayan cometido cualquiera de las infracciones de la ley de los Estados Unidos establecidas en cada una de las acusaciones. Ninguna de las acusaciones ha sido respaldada por ningún hecho o evidencia hasta el momento. Los dispositivos y redes de Huawei no son una amenaza para los Estados Unidos ni para ningún país”, asevera Tony Jin Yong, CEO de Huawei España, en entrevista concedida a Silicon.

Insiste en que la compañía “está totalmente comprometida a expandir y refinar un sistema de cumplimiento sólido”. “Cumplimos con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países y regiones donde operamos, incluidas todas las leyes y regulaciones de control y sanción de exportaciones de las Naciones Unidas, los Estados Unidos y la Unión Europea. Esto es tanto una política corporativa como nuestro principio operativo más fundamental”, añade.

En cuanto a los motivos que pueden haber impulsado estas acusaciones, afirma que “algunas personas argumentan que tratan de encontrar un apalancamiento para las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China”. Asimismo, explica que “algunas otras personas argumentan que si se utilizaran equipos de Huawei en otros países, a las agencias estadounidenses les resultaría más difícil obtener acceso a la información de esas personas”.

Europa no cede a las presiones

Toda la polvareda levantada por la administración Trump se extiende al resto del mundo. “Para Huawei, Europa se ha convertido en nuestro segundo ‘hogar’. Es nuestro segundo mercado más grande fuera de China. Tenemos 12.000 empleados en Europa y más del 70% de ellos son contratados localmente. Huawei ha echado raíces profundas aquí y se ha convertido en una parte inseparable de Europa”, comenta Jin Yong.

Pese a ello, el pasado mes de diciembre conocíamos que un operador como BT iba a retirar equipos Huawei en el núcleo de su red 4G en Reino Unido, además de descartar al proveedor chino para su despliegue 5G, como publicaba The Guardian. Sin embargo, el diario inglés informaba hace apenas unas semanas que los jefes de seguridad británicos ‘quitaban hierro’ ante los supuestos riesgos de ciberespionaje que comportaría el uso de tecnología Huawei.

“Huawei ha estado operando en Reino Unido 17 años. En el futuro, esperamos que continúe brindándonos un entorno comercial equitativo para que podamos continuar prestando servicios digitales de calidad para las empresas y consumidores británicos”, señalaba el CEO de Huawei España.

En el caso de Alemania, CNBC indicaba que podría estar estudiando excluir a la empresa china en su despliegue 5G. No obstante, el diario Handelsblatt señaló después que el gobierno federal germano no tiene previsto bloquear su entrada. “El Ministerio del Interior de Alemania ha llegado a la conclusión de que no ve motivos legales para excluir a ningún proveedor del suministro de equipos 5G. Teniendo en cuenta el impacto potencial que tal decisión hubiera significado para los planes de comercio e inversión de las empresas alemanas, acogemos con satisfacción esta declaración”, expone Jin Yong.

Además, recuerda que “Bruno Le Maire, ministro de Finanzas francés, declaró recientemente en apoyo de Huawei y dijo que somos importantes para Francia y que el país acoge con agrado las inversiones de las empresas de telecomunicaciones chinas”. Asimismo, el gobierno italiano anunció que no excluirá a Huawei y ZTE en el despliegue 5G en el país transalpino, como recogía Reuters, pese a los rumores extendidos previamente.

La situación es distinta fuera de Europa. Australia y Nueva Zelanda han prohibido el suministro de equipos Huawei para la infraestructura de sus redes 5G por motivos de seguridad, tal y como publicaba The Sunday Morning Herald. Igualmente, Reuters publicaba que Japón planea dejar de comprar soluciones de Huawei y ZTE por motivos de ciberseguridad.

El CEO de Huawei en España recuerda que la tecnología 5G traerá innovaciones como los coches sin conductor, llamadas holográficas y medicina remota, por lo que “al excluir a las empresas innovadoras tecnológicamente de un mercado simplemente se evita que las empresas y los hogares en ese país obtengan la mejor tecnología disponible, obligándolos a aceptar lo que esté disponible, que lo más probable es que sea un servicio inferior a precios más altos”.

Buenas relaciones en España

Jin Yong asegura que “España es un país muy importante para Huawei”. “Cuando empezamos a operar aquí, establecimos una línea de diálogo con la Administración Pública española, que se ha hecho patente a través de una amplia variedad de acuerdos, como la contribución al Plan Nacional 5G, que se llevó a cabo entre 2017 y 2018; el memorándum de entendimiento (MoU, por su siglas en inglés) que firmamos con el INCIBE en 2016, que todavía es válido hoy y en el que ambas organizaciones se comprometieron a promover la seguridad cibernética en España; o el MoU firmado con el Ministerio de Telecomunicaciones para promover la capacitación sobre las nuevas tecnologías. La situación no ha cambiado”, comenta.

Tony Jin Yong, CEO de Huawei España

La compañía quiere continuar estrechando lazos. “Nuestra voluntad es mantener y expandir esta línea de diálogo abierta y seguir reforzando esta relación. El año pasado nos asociamos con la Administración Pública para desarrollar tres nuevas escuelas conectadas (Islas Baleares, Castilla-La Mancha, País Vasco de EJIE) y seis nuevas SmartCities (Las Palmas, Segovia, Palencia, Alcobendas, Rivas-Vaciamadrid y Logroño). Estamos comprometidos con la sociedad española y reafirmamos nuestra voluntad de ser un actor clave en la transformación digital del país”, precisa.

La Secretaría de Estado para el Avance Digital, adscrita al Ministerio de Economía y Empresa, ha declinado la invitación de este medio para expresar la posición del Gobierno español respecto a Huawei.

En cuanto a las relaciones de la empresa china con los operadores españoles, Jin Yong remarca que tiene alianzas estratégicas con todas las compañías. “Nos hemos convertido en su proveedor confiable de infraestructuras de red y en un proveedor clave de infraestructura de redes de telecomunicaciones en España, proporcionando innovación y excelencia en los campos de 2G, 3G, 4G y 5G, así como en fibra. Además, hemos trabajado junto con la mayoría de los operadores de telecomunicaciones españoles en varios proyectos piloto que se han presentado a Red.es y que deberían adjudicarse en las próximas semanas”, puntualiza.

Cita algunos ejemplos de esa colaboración. “El año pasado fue muy importante para la 5G en España. En febrero, conjuntamente con Vodafone, completamos la primera llamada del mundo utilizando el nuevo estándar de radio 3GPP 5G NSA y en el espectro por debajo de 6 GHz. En julio, Vodafone anunció el primer despliegue comercial de 5G en 6 ciudades españolas, junto con Huawei. En octubre, lanzamos, junto con Orange, una serie de soluciones de antena de escenario completo ‘1+1’ orientadas a 5G. Y en noviembre, colaboramos con Telefónica para realizar la primera videollamada internacional entre operadores del grupo con 5G en la red real, entre Málaga (España) y Londres (Reino Unido), asegurando la presencia de Huawei en el despliegue de la red 5G de Málaga”, desgrana.

La visión de operadores y competencia

Los operadores de telefonía también se encuentran en una posición complicada ante el conflicto entre Huawei y Estados Unidos. Como decíamos anteriormente, BT ha tomado la decisión de no incorporar equipos Huawei en su infraestructura 5G.

Vodafone ha anunciado que va a pausar el despliegue de equipos Huawei en el núcleo de su red. “A fin de asegurar no tomar ninguna decisión basada en la discusión política y sí en hechos demostrados, y por prudencia en la gestión de la compañía, hemos decidido congelar el despliegue de equipos core de red con Huawei en Europa”, declaraba Nick Read, presidente ejecutivo de Vodafone, en la última presentación de resultados trimestrales.

Sin embargo, la operadora afirma que esta decisión tiene un impacto muy limitado en la implantación de nuevas infraestructuras. “La mayoría de los equipos de Huawei que desplegamos se encuentran en la parte radio de la red y un porcentaje muy pequeño en el core”, apuntaba Read. Dicha parte nuclear es la que contiene más cantidad de información sensible.

Asimismo, el máximo responsable de Vodafone remarcó que “Huawei tiene una cuota de mercado en el sector del 35% en Europa y, a día de hoy, es uno de los tres únicos proveedores de calidad de equipos de red”. E insistió en que “la diversidad de fabricantes es clave para asegurar la resiliencia de las redes. Sin embargo, la realidad hoy es que la industria está concentrada en pocos players”. Además, ha aprovechado su presencia en el MWC para exigir a Estados Unidos que comparta las pruebas que tenga contra de Huawei para justificar sus presiones en pos de la prohibición de los equipos del fabricante chino, como podíamos ver en ITPro.

Nokia también ha aportado su punto de vista acerca del posible veto a Huawei por parte de algunos países. “La situación sigue cambiando y son los gobiernos los que tienen que decidir, no Nokia. Si nuestros clientes solicitan nuestro apoyo, por supuesto que se lo daremos. Pero en este momento estamos observando de cerca el desarrollo y manteniendo una posición neutral”, comenta Fernando Corredor, director de Marketing y Asuntos Corporativos de Nokia España.

Impacto del veto en la red 5G

¿Qué pasaría si el veto a Huawei, impelido por Estados Unidos, se extiende a más países? “Sinceramente, no creo que eso suceda. Sin embargo, es cierto que, a diferencia de las innovaciones anteriores en la tecnología de red, la 5G se está politizando. Y esto es algo en lo que la industria debería tener mucho cuidado. Nuestra industria es muy interdependiente y se basa en algunos pilares importantes, como la libertad de comercio, la selección y la competencia. Si la política atenta contra estos pilares fundamentales, toda la industria se verá afectada. Y la consecuencia será el retraso, el sobreprecio de la tecnología y la desmotivación de la innovación”, afirma Jin Yong.

El presidente ejecutivo de Vodafone también señaló en la presentación de resultados de la compañía que “las ‘telcos’ europeas han invertido fuertemente en redes de single RAN, de menor coste, que permiten a los operadores añadir 5G sobre la red 4G ya existente”. De este modo, advirtió de que “todos los operadores europeos sufrirían las consecuencias de no desplegar equipos de Huawei en la parte radio de la red”. Además, recalcó que muchos de sus proveedores tienen I+D chino y la mayoría tienen su producción en aquel país.

Así pues, limitar la entrada de Huawei podría tener un impacto directo en el despliegue de la tecnología 5G. “Según una evaluación interna realizada por Deutsche Telekom AG, la eliminación de Huawei de la lista de proveedores de redes de 5G retrasaría el despliegue de la tecnología al menos dos años. Además, el operador dijo que Huawei se ha convertido en un proveedor líder para las compañías de telefonía en Europa, ya que se preparan para gastar miles de millones de euros en 5G para hacer frente a la creciente demanda de datos y apoyar aplicaciones potencialmente lucrativas, como vehículos con autoconducción, electrodomésticos inteligentes y equipos conectados”, exponía Jin Yong.

Sin embargo, Corredor duda de que el impacto de un posible veto a Huawei pueda tener semejante alcance. “Nokia trabaja con los principales operadores en los llamados países ‘líderes’ del 5G, incluidos Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China, donde esperamos ver los primeros despliegues de 5G a gran escala. Recientemente, hemos anunciado acuerdos 5G con NTT DOCOMO en Japón, KT y SK Telecom en Corea del Sur, China Mobile en China o T-Mobile en los Estados Unidos. Actualmente, tenemos 26 compromisos (MoU, ensayos, lanzamientos) con clientes en Europa. Estamos bien posicionados para respaldar a todos nuestros clientes cuando implementen 5G. No hay razón para creer que el éxito del 5G en Europa deba depender de un solo proveedor”, asegura.

La seguridad, prioritaria

Jin Yong remarca que Huawei ha mantenido “un historial impecable de seguridad cibernética”. “Desde nuestra fundación, hemos servido a más de 3.000 millones de personas en 170 países y hemos mantenido un historial impecable de seguridad cibernética. Nunca ha habido un solo incidente importante de seguridad cibernética. Hemos incorporado estrictos requisitos de seguridad en todos nuestros sistemas utilizados globalmente. Cumplimos con todas las leyes y regulaciones locales en cada nación en la que operamos. Los gobiernos y clientes de todo el mundo confían en Huawei y en que la compañía no representa un mayor riesgo de ciberseguridad que cualquier otro proveedor de TIC, compartiendo las cadenas de suministro y las capacidades de producción globales comunes. Estamos comprometidos con la apertura y la transparencia en todo lo que hacemos”, manifiesta.

Igualmente, Corredor señala que “en Nokia, la seguridad es una prioridad máxima”. “Incorporamos seguridad y privacidad en nuestros procesos de desarrollo de productos y ejecutamos múltiples puntos de control de seguridad a lo largo del ciclo de desarrollo. Y éstos son obligatorios antes de lanzar los productos. No es casual que seamos un socio de confianza establecido en más de 120 países de todo el mundo en todos los continentes. Esto es así porque nunca comprometemos la privacidad, la integridad y la transparencia: somos el único proveedor de redes de telecomunicaciones que ha sido galardonado como una de las empresas ‘Más éticas del mundo’” por el Instituto Ethisphere en 2018, hecho que confirma la sólida y vibrante cultura de integridad de Nokia”, concluye.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor