Ángeles Delgado (Fujitsu): “Cuesta cambiar los estereotipos y hay que fomentar la ambición de las mujeres”

CloudEmpresasGestión Empresarial

Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, presentamos la entrevista con Ángeles Delgado, consejera delegada de Fujitsu en España. Se trata de la segunda entrega de la serie ‘Women in Tech’, que ponemos en marcha con el fin de dar visibilidad a una serie de mujeres que han hecho añicos el ‘techo de cristal’ en el sector tecnológico.

Todavía queda mucho camino por recorrer en la equiparación de mujeres y hombres en las profesiones del ámbito STEM. No obstante, en los últimos años se están produciendo importantes avances y la participación de las mujeres en el sector TIC marca una tendencia ascendente.

Así nos lo explica, Ángeles Delgado, consejera delegada de Fujitsu en España, en la segunda entrega de la serie de entrevistas ‘Women in Tech’. Comenzó su carrera profesional en 1986 y ha desarrollado su carrera en diferentes multinacionales de las tecnologías de la información, siendo una mujer pionera en España en la dirección de equipos comerciales. En 2004 se incorporó al Comité ejecutivo de Fujitsu donde ha dirigido diferentes unidades de negocio hasta que en 2011 fue nombrada directora general en España.

A lo largo de su trayectoria en Fujitsu ha ostentado diversos cargos, habiendo tenido los últimos tres años la responsabilidad del negocio en Portugal y el desarrollo del plan estratégico de crecimiento en Iberoamérica. Ha sido también miembro del Consejo de Fujitsu Laboratories, la división de I+D de la multinacional.

– ¿Cuál es su valoración sobre el papel de la mujer en las carreras STEM en España, particularmente en el sector tecnológico?

Socialmente, nos queda mucho que recorrer en España porque hasta ahora había pocas mujeres que estudiaran una ingeniería y este proceso es lento. Hay que trabajar este problema en edades tempranas y hacer llegar el gusto por estas materias para  que las mujeres orienten su trabajo hacia esas disciplinas. Sociológicamente, cuesta cambiar los estereotipos y hay que fomentar la ambición de las mujeres, para crear iniciativas consistentes y sostenibles, que estoy convencida de que darán sus frutos a corto y largo plazo. Desde nuestra organización trabajamos para que haya más participación en carreras STEM, que serán las grandes demandadas del futuro, ya que creemos que sólo con una sólida formación podremos abordar este problema.

Emprendimiento y el desarrollo profesional

– ¿La brecha de género es mayor que en los países de nuestro entorno? En caso de ser así, ¿por qué cree que es?

La eliminación de barreras de forma total aún no ha llegado a nuestro país, pero los datos indican que, en líneas generales, vamos mejorando. Especialmente en los puestos de alta dirección en el mundo de las TIC, aunque claramente no es suficiente. Hay síntomas muy alentadores tanto en nuestro país como en el resto de las grandes potencias económicas. Así debemos valorar los datos ofrecidos por la UE, donde el crecimiento de la tasa de empleo de las mujeres y su creciente participación en el campo de las TIC va en ascenso. Debemos continuar en esta línea y fomentar el emprendimiento, ya que ahora sólo el 40% de los que deciden emprender son mujeres. E indudablemente, impulsar esta línea desde las empresas, las familias y el gobierno. Las nuevas generaciones son una gran oportunidad ya que viven con absoluta naturalidad las tecnologías de la información (TI) y esto va a ser decisivo. Hasta ahora, las TI eran para un mundo masculino, ya que había pocas mujeres que estudiaban ingeniería. Hoy es todo diferente.

– ¿Qué considera que se debería hacer para reducir dicha brecha? ¿Y para quebrar el ‘techo de cristal’?

Fomentar iniciativas que faciliten el desarrollo profesional de las mujeres, su plena adaptación al entorno laboral, localizar el talento femenino y potenciarlo y colaborar tanto en la familia como en el entorno educativo para potenciar la igualdad de género.

La mujer en un mundo diverso

– ¿Qué representación tiene la mujer en su organización? ¿Están tomando medidas para avanzar hacia la paridad? Si es así, ¿en qué consisten?

En Fujitsu apostamos y creemos en la necesidad de potenciar a la mujer en un mundo diverso, a través del liderazgo inclusivo e impulsándola en todos los niveles organizativos. Debemos tener una visión femenina de la transformación digital.

Impulsamos el talento, en femenino, y el refuerzo del liderazgo, para ponernos al lado de países más avanzados como Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Noruega. E implantamos medidas no sólo de conciliación, sino de confianza. Como corporación, tenemos el propósito de impactar socialmente y en este proceso nuestras mujeres son la clave. Promovemos el acceso al empleo, la promoción profesional y la inversión en formación gracias a nuestro programa de talento, donde el 25% son mujeres.

También hemos retenido el talento, creciendo un 20% en la llegada de la mujer a puestos de responsabilidad. En definitiva, diseñamos y trabajamos en un entorno que busca igualar competencias, atributos y conocimientos. Es nuestra manera de entender esto y claramente lo ponemos en práctica en cada una de nuestras iniciativas.

– ¿Cuál ha sido su experiencia propia? ¿Alguna vez se ha sentido relegada frente a sus colegas por ser mujer?

Desde los 14 años que llevo trabajando en la multinacional japonesa y siempre en mis anteriores etapas laborales, he visto el interés por impulsar el papel de la mujer en la organización y nunca he podido percibir ninguna traba al respecto. Me he sentido libre para desarrollar la Presidencia de Fujitsu y mi trabajo en anteriores cargos. He podido realizar importantes propuestas muy valoradas por nuestros headquarters en Japón, como el impulso de nuestra estrategia para atraer las inversiones hacia España y, al mismo tiempo, convertirlo en una plataforma de exportación de conocimiento y servicios hacia otros países. Cuando tomé la Dirección General de Fujitsu en 2011, el comité de dirección de la empresa en España estaba formado exclusivamente por hombres. Ha habido un incremento significativo de las mujeres y somos más del 30%. Lo que enriquece muchísimo es la diversidad, más que el hecho de ser mujer u hombre. Existe en Fujitsu un gran interés por el impulso de la mujer en nuestra organización, potenciando el talento y ayudando con excelentes políticas la dualidad entre familia y trabajo. Hay que reducir esta brecha eterna de 100 años. Nosotros ya lo hacemos: cubrimos puestos de responsabilidad con mujeres y sí vemos el cambio en nuestra organización. Trabajamos cada día para integrar la perspectiva de la igualdad en todas nuestras políticas, sin olvidarnos de potenciar el talento a través de nuestros programas.

– ¿Qué consejos daría a las jóvenes que están iniciando sus carreras en perfiles STEM?

Para desarrollar una carrera profesional siendo mujer es importante la educación que una ha recibido de su familia. Yo siempre he sido educada en la autonomía y en la libertad, lo que va unido a tener una carrera profesional. También hay que tener un profundo convencimiento y luego ser consecuente. Pero esto sucede en todo, en la vida profesional y en la vida personal. Cuando uno emprende cualquier tipo de proyecto vital o profesional hay una balanza. Siempre va a tener un precio, porque el que algo quiere, algo le cuesta. ¿Quién ha conseguido algo sin esfuerzo, sin sacrificio o sin renunciar a algo? Absolutamente nadie. Desde el que ha tenido una carrera profesional hasta quien ha educado a siete hijos o ha ganado un Pulitzer. Siempre ha sacrificado algo. Independientemente de esta necesidad, creo que hay que feminizar la transformación digital. Las nuevas generaciones han entendido la importancia de estudiar una carrera STEM y, aunque es un proceso lento, hay que trabajar desde edades tempranas y hacer llegar el gusto por estas materias. La pandemia seguro que está ya impulsando un cambio de estereotipos y fomenta la ambición de las mujeres para crear iniciativas consistentes y sostenibles que darán sus frutos a corto plazo.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor