La flexibilidad y la formación, claves en el nuevo entorno laboral

¿Qué es un Brand Discovery ?
Gestión EmpresarialWorkspace

Un estudio de HP muestra cómo la formación digital es una de las grandes demandas por parte de los profesionales como principal vía para tener éxito en la nueva normalidad.

De la noche a la mañana. Así cambió el pasado mes de marzo nuestra forma de trabajar, una de las mayores consecuencias de la crisis provocada por el COVID19.

Un nuevo entorno laboral marcado por el teletrabajo se dibujó en nuestro país, un cambio que, lejos de desvanecerse, se ha afianzado a lo largo de los meses, poniendo sobre la mesa nuevas reglas y desafíos tanto para los trabajadores como para las empresas.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, hoy en día, en España, el 16% de los profesionales desarrolla su actividad en la modalidad del teletrabajo, una cifra especialmente relevante si la comparamos con el 5% que trabajaba en remoto antes de la pandemia.

Unos trabajadores que, pese a las muchas dificultades que también ha supuesto ese cambio, ven como el teletrabajo les permite tomar el control de su carrera profesional y les “empodera”, permitiéndoles además invertir en su formación digital.

Esa es una de las principales conclusiones del estudio sobre la Evolución de la Fuerza Laboral que ha llevado a cabo HP en seis países (España, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) tras realizar encuestas a 6.000 trabajadores de oficina teletrabajando en dichos países.

Una muestra más que sólida de la que HP extrae que el 71% de ellos cree que es el momento de formarse para competir mejor, desarrollar su marca personal, y  apostar por la formación para estar mejor preparados para afrontar los retos que propone el nuevo entorno laboral.

Formación, la clave

Entre los motivos de este cambio de mentalidad se encuentran la inestabilidad laboral y las nuevas formas de trabajar que ha traído consigo esta situación de pandemia y que se han instalado de forma generalizada en las empresas.

Por ello, la formación digital se presenta como una de las grandes demandas por parte de los profesionales que ven cómo es esa formación la que les permitirá tener éxito en la nueva normalidad.

Así y a pesar de que el 64% de los profesionales españoles considera que esta pandemia les ha permitido perfeccionar sus habilidades técnicas, uno de cada dos trabajadores en todo el mundo afirma que necesita formación para adquirir habilidades, sobre todo digitales, que les ayuden a desempeñar de forma más efectiva las tareas asociadas a su puesto de trabajo.

Entre las competencias más demandas, destacan el conocimiento técnico, la autonomía digital y la programación informática.

Pero, además, el estudio de HP pone sobre la mesa otra importante reflexión y es que el 47% de los españoles considera que trabajar de forma flexible, bien adaptando la jornada laboral, bien trabajando desde casa, y la dotación de herramientas tecnológicas son el mayor incentivo para trabajar en una empresa.

Valoran esa flexibilidad por encima de criterios como el salario, algo que las empresas deben entender y aprovechar a la hora de captar nuevo talento.

Y es que este nuevo entorno laboral en el que la flexibilidad es un must, responder a estos nuevas “demandas” que comparten también las generaciones más jóvenes se presenta como una gran reto pero también como una gran oportunidad para las empresas.

Las empresas ante del desafío del trabajo en remoto

No sólo el empleado ha visto como su casa se convertía de la noche a la mañana en su oficina. La nueva normalidad que vivimos tras el inicio de la pandemia ha llevado también a las empresas a tener que adaptar su modelo de negocio de forma vertiginosa.

Continuar con su operativa, con toda su plantilla trabajando en remoto fue un reto sin parangón y que evidenció como la digitalización no era una opción sino una obligación.

La transformación digital de las empresas de todo el mundo se materializaba, forzosamente, en apenas unos meses, un reto al que no todas pudieron responder de la forma más adecuada desde el primer momento.

Así, el estudio de HP pone de manifiesto que los responsables de las organizaciones han apoyado a sus profesionales a la hora de abrazar la fórmula del teletrabajo, pero no han sido capaces de proporcionarles el equipamiento y soporte necesario para migrar a esta nueva forma de trabajar.

En el caso de España, el 71 % de los trabajadores se siente ahora mejor equipado para realizar bien sus funciones tras el cambio en las formas trabajo, si bien es cierto que muchos de ellos afirman no haber recibido ningún recurso que facilitara la transición al trabajo en remoto.

Concretamente, dos de cada tres empleados en todo el mundo tuvieron que comprar o actualizar los dispositivos de su hogar (el 24 % de los europeos adquirieron un portátil mientras que el 21 % compró una impresora).

También revela el informe que solo un 15 % de las compañías europeas han dado pautas seguridad a sus profesionales para trabajar fuera de la oficina, y que apenas un 12 % de las empresas europeas han sugerido prácticas sostenibles.

De ahí, como señalábamos, que una de las grandes demandas de los profesionales hoy en día y una de sus mayores motivaciones es que la empresa facilite el acceso a las últimas tecnologías necesarias para hacer su trabajo.

La digitalización ya no es una opción

Los datos de HP no hacen sino evidenciar que ya nada será como antes en nuestro entorno laboral.

De hecho, otro informe, esta vez de IDC, afirma que, en 2021 tres de cada 10 empleados en España ejercerán el teletrabajo. Además, la consultora prevé que, en dos años, el 60% de las grandes empresas habrá adoptado un puesto de trabajo flexible, inteligente y en un entorno colaborativo virtual y físico, mejorando así la experiencia del empleado y la productividad,

Un mañana que ya vivimos hoy en el que la tecnología juega un papel protagonista y, sobre todo, marcará el éxito o no de las empresas.

Aquellas que no sepan adaptarse, es muy probable que no puedan sobrevivir.

Por eso, desde HP remarcan la importancia de apostar por la investigación, innovación y desarrollo algo que le ha permitido no sólo afrontar este nuevo entorno laboral sino ofrecer una propuesta de valor que ayuda a las empresas y profesionales a adaptarse a esta digitalización.

Desde dispositivos preparados con las últimas innovaciones tecnológicas, oferta de servicios relacionados con aplicaciones empresariales y de seguridad, con las cuales las empresas tratan de seguir con el funcionamiento normal de la actividad, sin que esta se vea afectada por la distancia, a equipamiento on demand en función de las necesidades de los empleados y clientes, soluciones colaborativas que permitan la coordinación y la conexión entre equipos, clientes y proveedores; así como toda las soluciones y herramientas encaminadas a asegurar la privacidad y la seguridad de la organización.

Y recuerdan, la tecnología solo es la base, la primera e indispensable pieza.

“Esta situación ha cambiado el futuro del trabajo para siempre, acelerando una transformación prevista a cinco años vista y que ha afectado de la noche a la mañana a todo tipo de organizaciones, desde las más poderosas, a las pymes e incluso a los propios individuos”, señala Inés Bermejo, responsable del negocio de Impresión en la Región Sur de Europa de HP.

Es más importante que nunca, no sólo invertir en la última tecnología, sino también en las habilidades de nuestros profesionales, ya que su agilidad y capacidad de adaptación al cambio serán lo que impulse nuestro futuro como sociedad y como país”, añade.

Lea también :