XN8000D de QSAN, el almacenamiento empresarial de Toshiba a prueba

¿Qué es un Brand Discovery ?
AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Un informe muestra el comportamiento real de este sistema de almacenamiento empresarial en combinación con 24 unidades de disco duro Toshiba Enterprise SAS de 16 TB.

Los datos son el recurso más valioso que tienen los negocios en la actualidad. Su correcto almacenamiento, gestión y protección resulta imprescindible para garantizar el éxito de la actividad empresarial, ya que una correcta transformación de los datos en información permitirá tomar mejores decisiones y ganar ventaja competitiva.

Todas las compañías necesitan reforzarse con herramientas que les ayuden a trabajar con esta información que es su motor y que no deja de crecer día tras día. En el mercado existe tecnología de almacenamiento empresarial muy variada. Todas las soluciones llegan acompañadas de una promesa de rendimiento, pero las organizaciones se enfrentan a dificultades en la elección. El reto pasa por concretar qué cifras finales de rendimiento alcanzará la solución seleccionada cuando la hayan puesto a funcionar en sus instalaciones.

El XN8024D es una de las alternativas que ofrece QSAN. Este sistema unificado de carga frontal con 4U/24 bahías y doble controlador SAS dual/redundante que funciona como NAS o almacenamiento en bloque para redes dedicadas de almacenamiento (SAN). Para determinar cuál es su comportamiento en un escenario real, Toshiba lo ha puesto a prueba con tecnología HDD SAS nearline.

Gracias a su arquitectura, XN8024D es capaz de adaptarse a discos duros de alta capacidad. Las unidades utilizadas en este caso pertenecen a la serie empresarial MG de Toshiba. En concreto, se instalaron 24 unidades de disco rotacional modelo MG08SCA16TE SAS de 16 TB de capacidad y 12 GB/s.

En la primera comprobación se utilizó una configuración RAID 10 para formar un único pool de almacenamiento de 384 TB de capacidad bruta y 192 TB de capacidad neta. La instalación constaba de dos volúmenes con carpeta compartida de 48 TB y destino iSCSI de 48 TB cada uno.

Cada controlador se conectó a una red SAN con SFP+ de 10 GB/s utilizando un módulo de cuatro puertos. También se conectaron puertos de gestión 1GbE y se crearon dos conexiones LAN 10GbE adicionales.

Los test de lectura y escritura para NAS y SAN dieron como resultado un ancho de banda de 800 a 900 MB/s distribuidos entre las diferentes tareas.

Los controladores duales del XN8024D proporcionan alta disponibilidad a quienes lo requieren. Durante las observaciones realizadas se hizo evidente su utilidad para eliminar cuellos de botella de ruta única en almacenamiento en bloque y operación NAS.

Dado que las medidas de ancho banda por sí solas no reflejan con exactitud la carga de trabajo de una solución en producción de este tipo, Toshiba realizó una segunda revisión. Y, para un volumen lógico de Windows en un objetivo iSCI, la lectura secuencial de bloques de 1 MB alcanzó el límite teórico de 1,12 GB/s de ancho de banda de la red de 10 GbE.

Pero hay más. A continuación, se pusieron a prueba dos grupos de 12 discos duros en RAID10 como ejes de configuración del XN8024D. Cada grupo tenía un destino iSCSI de 48 TB, además de la carpeta compartida y accesible mediante su propio controlador, sin ruta dual.

Tal y como se esperaba, el rendimiento de una única carpeta compartida o destino iSCSI es menor con 12 HDD que con un pool de 24. Sin embargo, el rendimiento combinado de los grupos de 12 discos es mejor que la mitad del rendimiento del grupo único de 24. Si se accede a los a la vez, hay una coincidencia con el rendimiento total del pool de mayor tamaño.

También se acometieron pruebas ‘fio’ más realistas con los grupos de 12 HDD. ¿El resultado? Si bien una tarea en un único objetivo iSCSI se desempeña algo peor que con 24 HDD, dos tareas en dos objetivos iSCSI diferentes, si se combinan, rinden mejor.

Esto significa que el grupo de 24 unidades es la opción recomendable para tener sólo una carpeta compartida o unidad de bloque grande con el mayor rendimiento posible. Varias carpetas o bloques de almacenamiento con acceso individual, por el contrario, se implementan mejor con dos grupos de 12 porque se aprovecha un mejor rendimiento de carga de trabajo.

Otra prueba supuso la adición de almacenamiento en caché SSD, manteniendo los dos grupos. Para acomodar el SSD SAS, se retiró uno de los HDDs y, debido a la configuración RAID10, otro quedó inutilizado, aunque marcado como unidad global de repuesto en caliente.

En esta ocasión, el rendimiento de lectura y escritura secuencial apenas saca ventaja de la nueva capacidad de caché. Sin embargo, el rendimiento de lectura/escritura logra un factor de mejora de 4 a 6.

Para completar todos estos resultados, el informe realizado por Toshiba sobre XN8024D se centró en cuestiones de consumo, nivel de ruido y temperatura del sistema en diferentes etapas.

La solución de almacenamiento unificado ofrece un valor excelente en términos de eficiencia energética, con un consumo total inferior a los 400 W o 2 W por TB de capacidad neta, incluyendo expansor, controladores, interfaces de red 10GN/s SFP+ y RJ.

Este sistema se enfría de manera eficaz de acuerdo con las temperaturas de baja dispersión del HDD, ayudando a preservar la vida útil y mantener una baja tasa de fallos. Además, el ruido que genera es el aceptable para una unidad de montaje en rack.

El XN8024D de QSAN aporta a todo tipo de empresas, grandes, medianas o pequeñas, una solución de almacenamiento de datos de gran capacidad, alto rendimiento, alta disponibilidad y fiabilidad.

Más detalles en el informe que recoge el resultado de todas estas pruebas sobre el QSAN XN8000D con unidades de disco duro Toshiba Enterprise SAS.