BT: “No nos hemos ido. Seguimos en España ofreciendo servicios a las grandes compañías”

CloudEmpresasRedesSeguridad

Charlamos con Rosa Ronda de la nueva etapa que inicia BT en nuestro país con el foco puesto en la seguridad y los servicios globales de conectividad.

Así de clara se muestra Rosa Ronda, recién nombrada directora general de BT España y Portugal. Un reto que afronta conociendo “la casa” a la perfección después de 26 años viviendo en ella profesionalmente.

Una nueva etapa para ella y para la propia BT, que finalizaba recientemente el proceso de venta de más del 80 % de su negocio en España al fondo español gestionado por Portobello Capital.

Analizamos con ella qué papel va a jugar la operadora en nuestro país, qué servicios va a ofrecer y a quién y cómo va a diferenciarse de la competencia con una baza esencial: la seguridad de las comunicaciones.

-Nuevo capítulo para BT y para usted, nuevo desafío pero en una empresa que es prácticamente su segunda casa… Lleva 26 años creo en BT. ¿Cómo ha evolucionado la compañía en todo este tiempo?

 Sí, una nueva etapa pero que es el resultado de la puesta en marcha de una estrategia que se inició hace ya 2 o 3 años y que con la que BT busca posicionarse completamente en la gran compañía, en la multinacional. Un mercado al que siempre hemos atendido pero que ahora es nuestro foco.

Con este perfil de cliente, el objetivo es dar soluciones y servicios de conectividad, cloud, colaboración, digital work place… Y todo ello cubierto con la seguridad que ofrecemos, un área estratégica para BT y la unidad de negocio que más está creciendo en los últimos años.

Lo que ha sucedido ahora no es más que la materialización de esa estrategia pero ni BT se ha ido de España ni nada similar. BT sigue presente en España, está muy centrada en esos grandes clientes, ofreciéndoles esas soluciones globales…

-Seguridad, cloud y conectividad: ¿Podría explicarme mejor qué tipo de servicios van a ofrecer en estas áreas?

Como te comentaba ofrecemos servicios globales, con la seguridad como elemento diferencial.

La conectividad es la base de nuestro negocio y, evidentemente, podemos ofrecerla de forma global ya que tenemos presencia en 180 países… De hecho en España, aunque se ha desinvertido en la red doméstica, mantenemos nuestros puntos de acceso tanto aquí como en Portugal.

Pero además, en esa conectividad, ofrecemos soluciones en la nube y de herramientas colaborativas, con múltiples partners (Skype, Microsoft Teams, Webex, de Cisco, y en breve Zoom).

Y el capítulo de la seguridad que yo creo que es el auténtico valor diferencial de BT y es que, al final, no importa tanto cómo te conectes sino que tengas una conexión segura.

BT, en ese sentido, ofrece una securización de extremo a extremo. No en vano, contamos con 16 cyber SOCs (Centro de Operaciones de Ciberseguridad) en el mundo que se retroalimentan y comparten información de forma constante y que proporcionan protección de seguridad durante 24 horas al día, los siete días de la semana, para los clientes internacionales y las propias operaciones de BT.

Además, BT cuenta con más de 3.000 expertos en seguridad en BT, fue la primera empresa en colaborar con la Interpol, tiene acuerdos con universidades, organismos internacionales…

Ese conocimiento y capilaridad nos permite ser un referente que además consolida nuestra clara apuesta por la I+D, con una inversión anual superior a los 56 millones de euros.

En definitiva, queremos que la seguridad sea nuestra baza, nuestro valor diferencial para seguir creciendo.

Volcados en la gran cuenta

-Al tiempo que BT iniciaba una nueva etapa o fruto de ésta, ha nacido Evolutio, una spin off de BT que hereda parte del equipo profesional de BT España así como una parte muy importante de su negocio… ¿Les ha salido un nuevo competidor?

No, es una relación de colaboración. Hay un acuerdo entre ambas por el que BT suministrará los servicios globales y contratando a Evolutio servicios locales.

Obviamente nuestro valor diferencial es la globalidad y nuestro cliente objetivo es la gran multinacional; ellos tienen sus fortalezas pero nosotros claramente somos distintos.. La línea de separación es nítida aunque es verdad que hay alguna coincidencia por que hay clientes que son más domésticos pero tienen alguna conexión global…

Hay un acuerdo, la relación es de colaboración pero cada uno enfocado en su cliente objetivo, ellos en el cliente doméstico y nosotros en las grandes compañías multinacionales.

-La crisis del COVID ha provocado nuevas realidades en el mundo empresarial, como el teletrabajo… algo que precisa de conectividad, cloud y seguridad, precisamente sus tres patas… ¿Cómo han vivido desde BT estos cambios y creen que han llegado para quedarse?

Los primeros que comprobamos la fortaleza y la posibilidad de poder trabajar en remoto fuimos nosotros. De hecho, hasta hemos tenido que hacer un cierre de año fiscal desde casa.

Es cierto que en BT ya existía la opción del teletrabajo pero la utilizábamos muy poco, la verdad.

Esta situación ha demostrado que sí es posible y creo que marca un antes y un después. Es evidente que hay que mejorar muchas cosas, aprender a teletrabajar y regular este modelo pero sí creo que es un cambio que ha venido para quedarse entre nosotros.

En cuanto a nuestros clientes, pudimos seguir atendiéndoles y ofreciéndoles el servicio y soluciones que precisaban.

Muchas empresas no estaban preparadas y esto también ha hecho que sean conscientes de la importancia de contar con las soluciones de conectividad, colaboración y, sobre todo, seguridad necesarias.

La seguridad como valor diferencial

-A nivel BT, de su propio negocio, ¿cómo les ha afectado la pandemia? Ha comentado que cerraron el año fiscal en plena pandemia…

Sí y la verdad, nos fue mejor de lo que esperábamos, a pesar de las circunstancias. Esta pandemia va a tener unos efectos económicos muy importantes en todos los sectores, especialmente, como siempre, en las empresas más pequeñas… Pero es cierto que negocios como el de BT salen reforzados; las empresas necesitan más que nunca conectividad y ahí estamos nosotros.

-Y a nivel global… la crisis del COVID ha acelerado según muchos los procesos de digitalización pero también ha traído una crisis económica que puede paralizar muchos proyectos en el área de las TI… ¿Temen este parón en las inversiones en tecnología?

Yo creo que la pandemia va a tener impacto además a largo plazo y nos va a afectar a todos, incluso a empresas como BT que, en un primer momento, lo ha sentido menos.

Pero no creo que precisamente vayan a dejar de invertir en conectividad, esto no ha hecho sino demostrarnos que tenemos que estar conectados. Incluso muchos negocios se han dado cuenta, con la crisis, de que tienen que reinventarse y, en ese sentido, precisamente volcándose en el comercio online y, una vez más, en una infraestructura sólida de conectividad.

Creo que veremos modelos como el pago por uso cada vez más presentes… Todos vamos a tener que adaptarnos y tratar de ajustarnos a la nueva realidad pero no temo una menor inversión en las soluciones que ofrecemos porque se ha demostrado que son más que nunca esenciales.

-¿De qué fotografía parte en esta nueva aventura? ¿Se ha marcado algún objetivo?

Lo cierto es que tenemos la suerte de que no partimos de cero porque tenemos una marca que tiene un valor incalculable y ya solo eso me abre muchas puertas. A eso hay que sumarle la experiencia, solidez como empresa, profesionales…

¿El reto? No perder un céntimo de euro de los clientes que ya tengo y seguir creciendo en esos mismos clientes, con nuevos proyectos y soluciones, y en nuevos clientes.

Y la seguridad… Quiero crecer en todas las soluciones que ofrece BT pero especialmente en seguridad. Esa va a ser nuestra mejor baza.

Lea también :