Cisco analiza los retos de los CISOs en la nueva normalidad

Seguridad

La compañía analiza los nuevos retos para los CISOs e insta a actualizar los procesos de seguridad de forma urgente, en un momento marcado por el teletrabajo.

La llamada “nueva normalidad” en la que vivimos resultado de la pandemia ha provocado no sólo una nueva forma de trabajar para las empresas y sus profesionales sino también nuevos retos para los CISOs, los responsables de seguridad de las mismas.

Con el fin de analizar los recientes desafíos a los que se enfrentan los Chief Information Security Officer (CISOs), Cisco ha organizado una mesa redonda virtual, a través de su herramienta de videoconferencias Cisco Webex y en la que ha participado, entre otros, Wendy Nather y Richard Archdeacon, ex CISOs del sector público y privado que ahora dirigen la organización de asesoramiento para CISOs de Cisco a nivel mundial.

Durante el evento, el principal mensaje lanzado por los participantes ha sido la necesidad “urgente” de actualizar los modelos y procesos de seguridad de las compañías para así dar respuesta a la nueva situación en la que vivimos.

Una “actualización” en la que uno de los protagonistas, sin duda, es el teletrabajo. En este sentido, Wendy Nather  ha señalado la entrada de forma acelerada del trabajo en remoto ha hecho que “en la actualidad no exista suficiente hardware para el hogar y escasez de licencias para software de conexión segura”.

Nuevos estándares sin contraseñas

Como ha explicado “muchos usuarios han rechazado el control de la empresa en sus dispositivos personales y terminales y la gestión de dispositivos se ha vuelto prácticamente imposible”.

También en ese nuevo escenario, desde Cisco han apuntado lo positivo de los nuevos estándares de seguridad sin contraseñas y apostando en su lugar por sistemas de biometría.

“Los enclaves seguros hacen que las funciones criptográficas sean manipulables sin ninguna entrada de un usuario o potencial para el acceso de un ciberdelincuente. Los usuarios pueden iniciar sesión una vez con un solo método biométrico y el enclave seguro se encarga del resto”, ha explicado Wendy Nather.

En esa misma línea, Richard Archdeacon afirmó que los CISO están empezando a considerar la opción sin contraseñas y buscando la forma es que esto pueda incorporarse y funcionar a nivel empresarial.

Es un método con el que logras dos fines: mejorar la seguridad y hacer la vida más fácil a las personas que no tienen que recordar sus múltiples contraseñas. Y si puedes hacer la vida más fácil al usuario, cuando estamos hablando de seguridad, eso ya es una ventaja real”, ha asegurado.

 

Lea también :