¿Cómo afrontan el futuro las ‘telecos’?

Banda AnchaEmpresasMovilidadOperadoresRedes

Los resultados de los principales operadores de telecomunicaciones en nuestro país se han estancado. ¿Cómo planean hacer crecer sus ingresos?

La aparición de los operadores de bajo coste ha trastocado los planes de las grandes ‘telecos’ de nuestro país. Los ingresos de Movistar, Orange y Vodafone se mantuvieron al alza hasta 2016. Pero a partir de entonces, con la irrupción de Grupo MASMOVIL, las tres principales operadoras se han estancado, según los datos registrados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Movistar lleva desde la segunda mitad de 2017 con una facturación en torno a 3.800 millones de euros. Asimismo, Orange se ha estabilizado en una horquilla de 1.300 a 1.400 millones. Y Vodafone afronta una pérdida casi constante de ingresos trimestre tras trimestre desde 2016 -aunque con algunos repuntes puntuales-, cediendo el segundo lugar en beneficio de Orange hace un año. En el segundo trimestre de 2019, el operador rojo facturó 1.219 millones, bastante lejos de los 1.935 millones que llegó a ingresar en el segundo trimestre de 2007 o de los 1.500 millones que lograba en el tercer trimestre de 2016. Por el contrario, Grupo MASMOVIL no para de crecer. En el segundo trimestre de este año ya ingresó 467 millones.

Además de la merma de ingresos que comporta la irrupción de un nuevo operador, la evolución del gasto medio de los hogares en servicios de telecomunicaciones tampoco contribuye al incremento de los ingresos de las grandes ‘telecos’ en España.

Según los datos del Panel de Hogares de la CNMC, con datos hasta el primer semestre de 2019, el gasto medio en paquetes cuádruples (telefonía fija y móvil, banda ancha fija y móvil y acceso fijo) se ha reducido en dos euros en el último año, situándose en 50,90 euros (53 euros un año antes). Y el gasto medio en paquetes quíntuples (todo lo anterior, más TV de pago) se coloca se mantiene estable, en 79,40 euros (79,30 euros en el segundo trimestre de 2019).

Según un artículo publicado por Nicolás López, socio de KPMG, la detención del crecimiento de ingresos se debe a tres factores: la reducción de los ingresos por la venta de terminales móviles, la erosión de la base de clientes de mayor gasto medio por la migración hacia el segmento ‘low cost’ y la irrupción de operadores convergentes dirigidos al segmento ‘low end’, enfocándose en los clientes que buscan la oferta más competitiva en precio en cada momento. Ni siquiera el aumento de la penetración de la banda ancha fija ha logrado compensar esta pérdida de ingresos.

Dicha situación ha obligado a dar un paso adelante a las grandes ‘telecos’, que en los últimos meses han anunciado inversiones en nuevos negocios y cambios organizativos, con el fin de diseñar una estrategia de nuevo crecimiento de los ingresos, construida sobre tres pilares.

En primer lugar, López destaca la “totalización del hogar”, refiriéndose a la incorporación a su oferta de equipamientos y servicios asociados a la seguridad en las casas y al Internet de las Cosas. La segunda pata es la inclusión de servicios adicionales. Por ejemplo, Orange lanzó su banco en España el pasado mes. Los operadores también podrían ofrecer diferentes seguros, servicios asociados a la reparación y mantenimiento de dispositivos, etc. Además, las ‘telecos’ están tratando de adaptar sus estructuras organizativas para hacer crecer los ingresos en los segmentos de clientes de empresas y corporaciones, así como en la digitalización de las pymes.

Por otra parte, el experto de KPMG, remarca que los operadores tendrán que buscar la manera de ofrecer a sus clientes una opción ‘premium’ de televisión alternativa al fútbol, con el fin de evitar una erosión adicional del segmento de clientes de mayor valor. Hace hincapié en que esta oferta deberá permitir la agregación de los contenidos de las actuales plataformas de streaming a través del equipamiento en el domicilio del cliente, pero también será preciso incorporar producción propia en su oferta comercial.

Por último, incide en que los acuerdos mayoristas de acceso a fibra a precios no regulados serán determinantes, tanto para la consolidación de los operadores con ofertas convergentes en el segmento de ‘low end’ como para la expansión nacional de operadores de ámbito regional, que buscarán así la forma de contrarrestar el estancamiento de ingresos en sus territorios de referencia.

Lea también :