4 de julio de 2013

La impresión 3D (y el estilo) también llega a las escayolas para fracturas

El progreso en la tecnología llega cuando los más avanzado llega a tener una aplicación cotidiana. Fue un hecho histórico el lanzamiento del primer satélite artificial Sputnik pero ahora los rusos sólo salen en las noticias cuando envían satélites al espacio si el cohete que los lleva tiene la mala fortuna de explotar. Uno de las últimos avances es el de la impresión 3D y puede que no tardemos mucho en tener sus frutos en torno nuestro. Literalmente, en concreto en torno a nuestras fracturas.