Gartner predice un mercado de semiconductores “muy diferente” para 2019

ComponentesWorkspace

También revela la clasificación de vendedores para 2018, que lidera Samsung Electronics con ingresos por valor de 65.862 millones de dólares.

El mercado mundial de semiconductores terminó 2018 con un 13,4 % más de ingresos que en 2017, de acuerdo con los resultados preliminares que ha publicado Gartner.

Esta consultora los cifra en 476.693 millones de dólares, de los que 75.854 millones corresponden a Samsung Electronics, que sigue siendo número uno. Intel se queda en segunda posición con 65.862 millones.

“El mayor proveedor de semiconductores, Samsung Electronics, aumentó su liderazgo como vendedor número 1 debido al auge del mercado de DRAM”, explica Andrew Norwood, vicepresidente y analista de Gartner.

La principal categoría dentro de los semiconductores es la memoria, que ya representa más de un tercio de los ingresos totales. Le siguen los productos estándar para aplicación específica, que han mejorado únicamente un 5,1 % por la influencia de los mercados smartphone, que se está estancando, y tablet, que se encuentra en caída.

De este modo, Gartner destaca que empresas como Qualcomm y MediaTek estén explorando otros mercados como los de automoción e internet de las cosas.

Dentro del top 10 general, respecto al año anterior ha habido cambios en la quinta, la sexta, la octava y la novena posición. Tras SK hynix y Micron Technology, que son tercera y cuarta respectivamente, se clasifican Broadcom y Qualcomm, que se intercambian los puestos. Les sigue Texas Instruments. El octavo puesto es ahora para Western Digital, que adelanta uno, y el noveno le corresponde a ST Miroelectronics, que adelanta dos. NXP Semiconductors sigue en el décimo lugar.

Andrew Norwood advierte en cualquier caso que “las clasificaciones actuales pueden ver un cambio significativo este año con la expectativa de que las condiciones del mercado de memoria se debiliten en 2019″.

“2019 será un mercado muy diferente respecto a los dos años anteriores”, dice. “La memoria ya ha entrado en recesión” y a esto habría que sumar la “guerra comercial entre Estados Unidos y China” y la “incertidumbre sobre la economía global”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor