La España rural incrementa su uso de correo electrónico (y de videollamadas, redes sociales y streaming de vídeo)

Banda AnchaRedes

El prime time para el consumo de internet en los pueblos es de 20-23 horas. Pero el confinamiento ha provocado picos de 10 a 14 horas y de 15 a 17 horas.

La crisis del coronavirus ha supuesto para la España rural un notable incremento del uso de internet. Así lo consta la Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones (Aotec) y también un estudio de Eurona.

Este estudio concluye que la declaración del estado de alarma en nuestro país ha multiplicado por diez el uso de aplicaciones de correo electrónico (como Gmail y Outlook) y de plataformas de videollamada (tipo Zoom y Skype) en pueblos y zonas de la denominada “España vacía”. Esto es así por la necesidad de sus habitantes de mantenerse conectados con otras personas, además de garantizar el teletrabajo, la educación a distancia o el entretenimiento.

De hecho, aplicaciones como OpenVPN, útil para el trabajo en remoto, han multiplicado por cinco su ancho de banda. Y plataformas de streaming como Netflix, YouTube o el servicio de vídeo de Amazon han multiplicado por tres su tráfico en el último mes como solución para sobrellevar el confinamiento.

Aunque las grandes estrellas para el ocio son las redes sociales, especialmente la aplicación para crear y compartir vídeos cortos Tik Tok, que ha multiplicado por veinte su ancho de banda. Otras que van al alza en la España rural son Facebook e Instagram y funcionalidades de WhAtsApp, que ahora están activas todo el día.

En general, el prime time para el consumo de internet se mantiene en la franja de las 20-23 horas. Pero a lo largo del típico horario laboral se nota un aumento en el tráfico de datos, que es más del doble que hace un mes. Ahora mismo se registran picos notables de 10 a 14 horas y de 15 a 17 horas, con una pausa entremedias para comer.

Durante el mes de marzo, Eurona observó un incremento en las altas de internet por satélite del 60 %. Desde el inicio de la crisis sanitaria, el tráfico de internet en la España rural habría aumentado un 100 %.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor