Larga vida al mainframe tras la compra de Compuware por parte de BMC

Adquisiciones y FusionesDevOpsEmpresasProyectos

La fusión de los portafolios de soluciones de BMC y Compuware dará lugar a un nuevo gigante en el universo mainframe, que no teme el empuje de la computación distribuida y multicloud.

A finales de la década de los años 50 surgió una nueva forma de procesar la información que manejaban las grandes corporaciones. Desarrollados por IBM y apoyados por unas pocas compañías que se contaban con los dedos de una mano, los mainframes comenzaron a extenderse por todo el mundo para poder dar una respuesta automatizada, eficiente y segura a las transacciones financieras emergentes. En la actualidad, y tras décadas en las que parecía que el mainframe cedería su liderazgo a las arquitecturas distribuidas, estos sistemas procesan diariamente más de 30.000 millones de transacciones a nivel mundial y están más vivos que nunca.

Lejos de quedar desplazados, los mainframes juegan un papel crucial junto con las nuevas tecnologías basadas en la nube híbrida y multicloud. Esto ha sido posible gracias a compañías como IBM, CA Technologies (ahora en manos de Broadcomm), BMC Software    o Compuware, que se han centrado en modernizar las cargas de trabajo sobre esta arquitectura para hacerlas rentables mientras se saca el máximo partido de la ingente cantidad de datos que manejan las grandes organizaciones

Estos dos últimos fabricantes de software anunciaban recientemente su intención de fusionarse. BMC adquiría Compuware por unos 2.000 millones de dólares, la compra más importante de su historia. 

Ayer se cerró oficialmente la operación y hace unos días tuvimos la oportunidad de charlar con Chris O´Malley, CEO de Compuware, para que nos contara algunos los detalles del movimiento. Ya tuvimos  la oportunidad de hacerlo hace algún tiempo  en esta interesante entrevista.

La digitalización se está acelerando en el mundo. Más aún los tiempos que nos toca vivir hoy debido a la pandemia causada por la COVID-19, donde las personas están usando sus tarjetas de crédito con más asiduidad que nunca. Y el mainframe sigue jugando un papel fundamental en este campo. Sigue siendo la plataforma más robusta para este tipo de transacciones bancarias y financieras.

Chris O’Malley, CEO de Compuware

También es cierto que durante los últimos años el mundo del mainframe se ha tenido que modernizar para poder competir con otras plataformas a nivel de eficiencia y de velocidad en el desarrollo de nuevas aplicaciones y servicios. Esto ha sido posible gracias a la implementación de los modelos DevOps y la metodología Agile dentro de los equipos de TI y desarrollo junto con el resto de departamentos involucrados en tales servicios. 

Por otra parte, las empresas que operan la arquitectura mainframe también han tenido que adaptarse a la era digital y desplegar una combinación de procesos que se ejecutan tanto en esta plataforma como en el modelo de cloud computing y sus distintos sabores, lo que ha dado como resultado que el mainframe también se encuentre presente en los entornos multicloud. De hecho, O´Malley tiene claro que la nube no es una amenaza para el mainframe: “No existe ni existirá una plataforma preferida para las empresas, sino que se utilizará lo mejor de cada una en cada caso para conseguir la mejor eficiencia y rapidez mientras se asegura la disponibilidad de los datos y aplicaciones”.

O´Malley explica que la clave está en hacer funcionar todos los recursos de la forma más armónica posible haciendo uso de la computación distribuida de la nube y del mainframe de manera combinada. Para el directivo, esta es la verdadera realidad de la computación híbrida.  Por ejemplo, es muy habitual lanzar procesos en prueba dentro de la arquitectura x86 simulando su ejecución en mainframe, lo que permite ahorrar una gran cantidad de dinero en las etapas de desarrollo al no consumir MIPS. Una vez que todo funciona, se puede pasar a producción en estas grandes computadoras construidas por IBM.

La adquisición por parte de BMC se sitúa, tal y como explica el directivo, “al final de un viaje muy natural que comenzó hace algunos años donde la tecnología de las dos organizaciones se ha estado complementando a la perfección”. Encontraron muchas sinergias entre ambas, especialmente a la hora de potenciar el software para mainframe desarrollado por BMC con funcionalidades de DevOps, Automatización y Testing de software labradas por los desarrolladores de Compuware durante los cuatro o cinco últimos ejercicios y recogidas en las plataformas Topaz y Strobe. Este periodo corresponde en el tiempo con la llegada de O´Malley como máximo responsable de la compañía con sede en Detroit. Ciertamente, el directivo inyectó una alta dosis de frescura a un negocio -el del mainframe- donde no se producían grandes novedades en materia de innovación. La introducción de la filosofía DevOps y Agile es, probablemente, uno de los mayores logros en su mandato, toda vez que hasta ese momento era un modelo casi reservado a los desarrollos de software nativos en la nube.

Ese viaje al que se refiere O´Malley no es otro que el vivido por ambas compañías a través de un ‘partnership’ que permitía a sus clientes utilizar de forma conjunta sus soluciones, por lo que “tenía todo el sentido del mundo unir fuerzas en forma de fusión para llegar a un mayor número de empresas y aumentar la facturación”.

De esta forma, todas esas herramientas de Compuware para DevOps, Modernización, Testing de software… se combinarán con la oferta de gestión Multicloud, Bases de datosAutomatización, Inteligencia Artificial, Aprendizaje de Máquina y Ciberseguridad que comercializa BMC. “Ambos nos conocemos increíblemente bien y el mercado busca fabricantes de software que abarquen todas estas áreas de forma unificada. Hemos sido el tercer (BMC) y cuarto (Compuware) fabricante mundial de herramientas para mainframe, por lo que nuestra unión tenía todo el sentido para conseguir uno de los mayores portafolios a nivel global”. 

En esta nueva etapa, el rol de O´Malley seguirá siendo el mismo, tal y como nos confirmaba: “mi deseo siempre ha sido construir una oferta fantástica para el mainframe y es lo que seguiré haciendo. Mi objetivo es que nuestros clientes sigan confiando en nosotros y en ello me centraré tras la fusión”. 

Compuware mantendrá el nombre y operará dentro de la organización ZSolutions de BMC. El presidente de esta división, Bill Miller,   declara para la ocasión que “BMC prosigue con la aplicación de inteligencia automatizada para modernizar el mainframe y cumplir con las demandas crecientes creadas por el avance del negocio digital. Ahora que las necesidades del mercado exigen la creación más rápida que nunca de modelos de negocio disruptivos, es el momento ideal para incorporar a Compuware a nuestra cartera de soluciones y ayudar a nuestros clientes a adoptar prácticas Agile y DevOps para el mainframe moderno”. “Estamos encantados de dar la bienvenida a Compuware y de acelerar, juntos, la transformación de nuestros clientes en Empresas Autónomas Digitales”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor