Las tentativas de ataque al protocolo de escritorio remoto se disparan un 768 %

Seguridad

Los cambios en los hábitos de trabajo que se están produciendo a causa de la pandemia de COVID-19 tienen sus efectos a nivel de seguridad informática.

El brusco cambio que las empresas han experimentado hacia el teletrabajo en plena pandemia de coronavirus se salda a nivel de seguridad con un aumento de las tentativas de infección dirigidas a escritorios remotos.

El Informe sobre Amenazas del último trimestre de 2020 de ESET destaca precisamente que los equipos para conexión desde el hogar se han convertido en la nueva superficie de ataque para los ciberdelincuentes.

Tanto es así que, entre enero y diciembre los intentos de ataque a RDP, el protocolo de escritorio remoto, aumentaron un 768 %.

“La seguridad en el RDP no debería ser subestimada”, comenta al respecto Roman Kovac, director de investigaciones en ESET, “sobre todo por los ataques de ransomware que se distribuyen aprovechando exploits” presentes en dicho protocolo.

“Con el incremento de las tácticas agresivas que están utilizando los ciberdelincuentes, este vector supone un importante riesgo para empresas y Administraciones Públicas”, indica Kovac.

“Como dato positivo”, matiza, “observamos que las organizaciones están tomando más conciencia sobre la importancia de la seguridad en el teletrabajo y, por tanto, esperamos que este tipo de ataques se reduzca pronto”.

Sin embargo, lo que irá en aumento son las amenazas a través del correo electrónico que mencionan a la COVID-19. Sobre todo, los mensajes relacionados con las vacunas. Al menos eso es lo que predicen los expertos de seguridad.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor