Los 10 roles que las máquinas asumirán en 2030

Innovación

Los consumidores esperan que los dispositivos conectados impulsen la proactividad y habiliten nuevos servicios adaptados a sus necesidades.

La automatización de tareas repetitivas para liberar recursos y que los profesionales se puedan concentrar en tareas de mayor valor es uno de los fenómenos tecnológicos hacia los que evolucionan las empresas.

Los propios consumidores de tecnología lo tienen claro. Según un informe de Ericsson titulado ConsumerLab: Las 10 tendencias de consumo más populares para 2030, dentro de unos años las máquinas inteligentes conectadas asumirán roles concretos que impulsarán la proactividad y la creatividad.

Según la opinión de 50 millones de consumidores consultados, la tecnología del futuro será más flexible e interactiva y habilitará nuevos servicios, incluyendo mejores experiencias de banda ancha móvil que las actuales, más adaptadas a sus necesidades. La idea base es que los avances en comunicaciones móviles, empezando por el 5G, y también en inteligencia artificial permitan a los dispositivos comunicarse de forma segura a través de las redes de próxima generación.

“Las expectativas de los consumidores son mayores en lo que respecta a la conectividad inteligente que a la inteligencia de las máquinas”, comenta al respecto Michael Björn, director de la Agenda de Investigación de Ericsson Consumer & IndustryLab y autor del informe.

Seis tipos diferentes de bots

Las tendencias fijadas para 2030 comienzan por los denominados bots corporales o trajes inteligentes que propiciarán una postura correcta del cuerpo. Pero también habrá otro tipo de bots.

Por ejemplo, los bots comunitarios o servicios de vigilancia, que alertarán al vecindario si se descubre la presencia de intrusos; los bots de sostenibilidad, que advertirán de condiciones meteorológicas extremas como olas de calor o temporales de lluvia intensa; o los bots explicativos, que estarán orientados a la predicción financiera y ayudarán a gestionar las inversiones.

También figuran entre las expectativas de los consumidores los bots malvados, que algunos usuarios de realidad virtual y aumentada desearían tener para poder entrenarlos. El objetivo aquí sería malvado, como su propio nombre indica: desde cometer robos a atacar a otras personas.

Otro tipo de bots son los bots entrometidos, relacionados con la inteligencia artificial aplicada a las redes sociales para comprender la personalidad de cada persona y trazar un círculo concreto de amistades que beneficie a su salud mental y física.

“Cada uno de los roles previstos para las máquinas que presentamos en este informe podría considerarse como un ámbito de servicio totalmente nuevo y revela nuevas oportunidades para que los proveedores de servicios de 5G amplíen gradualmente las redes inteligentes y puedan ofrecer toda una nueva variedad de servicios para sus clientes”, señala Michael Björn.

“La tendencia bots comunitarios, por ejemplo, destaca el papel que las máquinas inteligentes podrían desempeñar en la prestación de servicios comunitarios muy necesarios. La tendencia sobre bots explicativos plantea la idea de que todos los dispositivos conectados sean capaces de explicar su función a los usuarios; mientras que la tendencia bots de sostenibilidad se centra en una mayor necesidad de previsiones meteorológicas inteligentes localizadas en el futuro”, resume.

“Lo que todos estos servicios tienen en común es que se basan en la comunicación inteligente entre dispositivos”, añade, “y, por lo tanto, dan aún más importancia al concepto de interconexión”.

Ángeles, creadores y algo más

Los consumidores apuntan, asimismo, a los ángeles de la guarda o verdaderos custodios de la privacidad, tanto para evitar intrusiones electrónicas como cámaras de vigilancia. Y hablan igualmente de los creadores de contenido, en concreto de videoconsolas capaces de crear juegos originales basados en las partidas que se llevan a cabo.

Las dos últimas tendencias tienen que ver con las oficinas en casa y la conectividad fluida. La primera, a través de altavoces inteligentes que cancelarán el ruido exterior, permitirá trabajar desde casa sin interrupciones. La segunda se refiere a localizadores de señales inteligentes que remitirán a puntos de conectividad óptimos.

“La tendencia conectividad fluida”, concreta Michael Björn, “predice que los dispositivos se adaptarán de forma inteligente a cualquier señal, eliminando las fricciones entre el uso de conexiones móviles, de wifi y fijas”. La previsión es que “aparecerán localizadores de señales inteligentes que guíen a los usuarios a puntos con una cobertura óptima incluso en zonas muy concurridas”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor