Nutanix o cómo conseguir que la infraestructura de TI sea invisible

CloudDatos y AlmacenamientoGestión Cloud

Durante el congreso Nutanix .NEXT celebrado en Copenhague, el fabricante de software hiperconvergente muestra músculo en la nube privada sin olvidar el modelo público.

Nutanix celebró la semana pasada una nueva edición de la versión europea de .NEXT, un congreso donde ha reunido a unos 4.500 profesionales en la ciudad danesa de Copenhague. Hasta allí se ha desplazado Silicon para conocer las novedades presentadas y algunos casos de uso de partners y clientes españoles como ICM, Ibercaja y Tous.

En esta ocasión más que nunca, Nutanix ha querido lanzar el mensaje de ser una compañía de software que busca invisibilizar la infraestructura de TI en entornos privados, facilitar la gestión y el despliegue de nuevos servicios de la forma más sencilla posible y permitir a los administradores centrarse en otras tareas más allá de la asignación de recursos hardware. De eso se ocupa la plataforma que comenzó a desarrollarse hace 10 años precisamente con ese objetivo: Cuando otros aún dudaban del futuro de la nube, este fabricante ya tenía claro que la orquestación y asignación de los recursos debía ser lo más transparente posible ante la avalancha de servicios web que se avecinaban. También que la modalidad pública, a pesar de ser necesaria, no era precisamente la más idónea para todos los escenarios y que la existencia de infraestructura privada seguiría siendo imprescindible para asegurar la continuidad de los negocios.

Iván Menéndez, country manager de Nutanix Iberia, define bien el compromiso de la compañía: facilitar los despliegues en la nube privada pero con las ventajas de la nube pública. 

Y así es. Después de 10 años de desarrollo, la plataforma de Nutanix proporciona confiabilidad, autonomía y continuidad en los centros de datos privados, tal y como explicaba durante la keynote inaugural Dheeraj Pandey, cofundador y CEO de Nutanix: “En este tiempo hemos desarrollado una plataforma segura, siempre disponible y resiliente, con grandes capacidades autónomas y diseñada para poder desplegar y mover cargas de trabajo fácilmente”. 

Dheeraj Pandey, cofundador y CEO de Nutanix, durante su intervención en el congreso .NEXT

El éxito de Nutanix, que ha conseguido convertir la hiperconvergencia en un estándar de facto de la industria, es su gran versatilidad y elasticidad. Por un lado, no importa el sector en el que opere el cliente: banca, comercio online, seguros, administración pública… todos ellos tienen cabida en la oferta del fabricante.

Por otro, la plataforma de software está diseñada para permitir el crecimiento de los recursos de computación, almacenamiento y conectividad hasta límites insospechados, pero permitiendo partir de una base mínima de hardware. 

Así, el perfil de empresas que ya utilizan esta plataforma es variopinto: desde pymes hasta grandes corporaciones. “Contamos con proyectos que van desde dos o tres nodos hasta los 3.000 en algunas empresas estadounidenses. Y todo ello utilizando la misma consola para orquestar los recursos, no es necesario cambiar nada”, añadía Menéndez. Una vez que se consumen todos los recursos hardware de un nodo, lo único que hay que hacer es poner otro encima, conectarlo con el anterior y, con un par de clics, la capacidad se duplica para estar disponible casi de forma instantánea. Atrás quedaron los tiempos en los que era necesario esperar días o incluso meses para configurar nuevos recursos de computación y almacenamiento en los centros de datos de las empresas. 

En el mundo digital de hoy en día, esto es lo que diferencia a una empresa eficiente de otra que no lo es. En la actualidad, cualquier organización que quiera poner en producción un servicio online no se puede permitir el lujo de tener que esperar semanas o meses hasta que los recursos de hardware estén preparados. De hecho, este ha sido el quebradero de cabeza habitual y el principal punto de colisión entre los departamentos de TI y el resto de participantes de cualquier proyecto relacionado con el negocio de las compañías, que nunca terminaban de entender que su concepto de inmediatez era bien distinto al que tenían los responsables de TI. Pero esto ha cambiado con la hiperconvergencia. 

Multicloud significa agilidad

A pesar de la naturaleza -de gestión- privada de la plataforma de Nutanix, la compañía siempre ha tenido claro que la interoperabilidad con otros actores de la industria debía ser máxima, aunque también admite que no está siendo fácil establecer vínculos binarios con los principales proveedores de nube pública: “Cuando lo hagamos, seremos únicos”, clamaba Sammy Zoghlami, SVP de Nutanix EMEA, en clara referencia a los tres grandes de la nube pública: Amazon Web Services, Google Cloud y Microsoft Azure. 

En la práctica, muchas empresas necesitan hacer uso del modelo de nube híbrida debido a diversos motivos: desde la escalabilidad al ahorro de costes, pasando por los procesos de desarrollo/testing, backup o la puesta en producción de servicios en otras regiones a nivel mundial. 

Para Nutanix, que ya ofrece conectores hacia estos servicios públicos, las grandes limitaciones se encuentran precisamente a la hora de pasar de la nube pública a la privada: “La arquitectura desarrollada por los proveedores de nube pública, con múltiples servicios de computación, almacenamiento, analítica, inteligencia artificial, etc… no está diseñada para que sus clientes puedan recuperar y unificar todos sus recursos fácilmente con el objetivo de traerlos de vuelta a sus centros de datos. Estos proveedores no lo ponen nada fácil porque su prioridad es que no se vayan a la competencia. En cierta forma los tienen atados desde el momento en que suben sus datos y aplicaciones a sus plataformas públicas”, subrayaba Menéndez. 

El congreso Nutanix .NEXT ha reunido a más de 4.500 personas en Copenhague

Pero, más allá de estas limitaciones, lo cierto es que se ha avanzado mucho a nivel de interconexión y despliegue de recursos entre las distintas plataformas, ya sean públicas o privadas. Ha sido posible en gran medida gracias a los contenedores y, concretamente su gestión mediante Kubernetes. En el caso que nos ocupa, la solución Karbon del fabricante ha permitido mejorar la libertad de los administradores a la hora de mover y desplegar cargas de trabajo… Con estas herramientas se reducen los tiempos de puesta en producción hasta límites insospechados. Nuevamente, algo impensable hace un lustro.

También impensable era que se pudiera ejecutar el software de Nutanix directamente en la nube pública, algo que ya es posible en AWS, por ejemplo. Esta iniciativa, una de las más comentadas durante esta edición del congreso .NEXT, puede cambiar las reglas del juego en materia de interoperabilidad para hacer uso de una verdadera nube híbrida y multicloud capaz de mover cargas de un lugar a otro de forma casi transparente para los administradores gracias a un elevado grado de autonomía proporcionada por la Inteligencia Artificial desarrollada en forma de algoritmos por Nutanix.  

El futuro de los ‘appliances’ de Nutanix, ¿una incógnita?

En este punto conviene recordar que Nutanix nació hace 10 años para dar respuesta a los problemas de escalabilidad que tenían los grandes centros de datos. No en vano, los fundadores de la compañía salieron de Google precisamente para poder desarrollar una arquitectura hiperescalar sobre servidores modulares que no perdieran rendimiento a medida que se añadían nodos, además de permitir una instalación casi en caliente entre los nuevos y los ya existentes.

Pero una arquitectura de software tan revolucionaria requería también un hardware preparado para dicha escalabilidad y que pudiera ser mostrada al mundo más fácilmente, por lo que decidieron encargar a Super Micro las máquinas que se comercializarían como appliance de Nutanix.

A pesar de que siempre se ha definido como fabricante de software, el hecho de vender una solución de estas características (hardware+software) generó cierta confusión, más aún tras los acuerdos alcanzados con otros actores como Lenovo, que vende su alternativa hiperconvergente (gobernada por el software de Nutanix) más allá de sus servidores x86 tradicionales.

El problema es que hasta el momento no se permite el uso de hardware de distintos fabricantes en el mismo stack: Si el primer nodo es de Super Micro, el partner o el cliente no podrán poner otro nodo de Lenovo encima, y viceversa.

Durante las últimas fechas se han generado rumores al respecto de esta limitación. Más concretamente que Nutanix podría centrarse al 100% en el desarrollo de software y dejar a los partners que seleccionen el hardware que deseen. Es decir, se podría desligar del hardware de Super Micro, que seguiría estando disponible pero con las mismas ventajas que el resto de actores.

Al ser preguntado por ello, Zoghlami declaraba que “Nutanix no tiene planes de cerrar su alianza con Super Micro, pero sí potenciar la libertad de elección de sus socios a la hora de comercializar las soluciones”. Mientras tanto, Rajiv Mirani, CTO de Nutanix, puntualizaba en un encuentro posterior con medios que Nutanix realmente no comercializa hardware, sino que es un trabajo que realizan sus partners a la hora de comercializar las soluciones a sus clientes. “Es verdad que en torno al 90% de las soluciones que hacen uso de Nutanix corren bajo bajo el hardware de Super Micro, pero es una decisión del partner usar una alternativa u otra, como será el caso a partir de ahora de las máquinas de HPE”.

Nutanix y HPE, una alianza estratégica

Es en este punto donde entra en juego uno de los principales anuncios realizados en Copenhague, la disponibilidad de las soluciones HPE GreenLake para Nutanix y HPE ProLiant DX como parte del acuerdo alcanzado en abril de este año.

Esta alianza se ha hecho realidad y supone un interesante movimiento para comercializar la plataforma de Nutanix en la modalidad de nube híbrida como servicio.

En un principio, puede parecer que HPE esté tirando piedras sobre su tejado: Hay que tener en cuenta que el fabricante adquirió hace unos años la tecnología hiperconvergente de Simplivity, pero todo indica que esta parte se quedará como oferta para pymes, mientras que la oferta conjunta con el software de Nutanix podría dirigirse principalmente a grandes corporaciones con necesidades hiperescalares compuestas por cientos o  miles de nodos.

Por otra parte, esta alianza se postula como estratégica para HPE, que busca retomar el liderazgo en venta de servidores en una confrontación directa con Dell Technologies. No hay que olvidar que la compañía propiedad de Michael Dell apuesta por la hiperconvergencia con la solución desarrollada por VMware, vSAN (el principal competidor de Nutanix en la actualidad).  

La experiencia de los partners y clientes

La edición 2019 del congreso .NEXT también ha sido especial para la sucursal española, que en el último año ha visto crecer visiblemente su fuerza laboral en el mercado ibérico para dar respuesta a un interés creciente de los partners y clientes por la hiperconvergencia. No en vano, Menéndez nos confirmaba una delegación de más de 220 profesionales que se desplazaron a la ciudad danesa para conocer de primera mano las novedades y, sobre todo, intercambiar experiencias entre ellos, “algo muy enriquecedor y de gran valor para ellos”, según nos explicaba.

En este sentido tuvimos la oportunidad de charlar con responsables de algunas organizaciones como ICM, Tous e Ibercaja (clientes), que coincidían en señalar un antes y un después desde el momento de adoptar la plataforma de Nutanix para correr sus cargas de trabajo y almacenamiento.

Destacan algunos de los mensajes que nos dejaron durante estos encuentros, como la reducción de los costes operativos con respecto a la nube pública hasta en un 75% o los tiempos necesarios para realizar copias de seguridad, que en determinados procesos se podrían reducir de casi dos días a tan solo 4 horas.

Pero en lo que todos coincidieron fue en la facilidad a la hora de mover cargas de trabajo, algo que se puede realizar dentro de la plataforma de forma muy dinámica. Esta característica es especialmente atractiva para  negocios basados en comercio electrónico, que deben enfrentarse a picos de tráfico importantes como el Black Friday o la campaña navideña: Es en estos casos donde la nube pública si tiene todo el sentido del mundo para poder escalar los servicios de forma puntual sin que la factura por ellos se dispare. Una vez que se reduce el pico de tráfico, dichos servicios se vuelven a bajar a su estado inicial en la nube privada de los clientes igual de rápido que subieron. Es la eficiencia que necesita cualquier tipo de organización en el  mundo digitalizado en el que nos movemos.

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor