Toshiba también confirma escasez de microchips hasta finales del año 2022

ComponentesWorkspace

Toshiba apunta a finales de 2022 como fecha hasta la que aún habrá escasez de microprocesadores.

Otra empresa más se suma a los avisos sobre una demanda de componentes completamente incapaz de ser satisfecha por la industria.

En este caso se trata de Toshiba, quien a través de unas declaraciones hechas a Reuters por Takeshi Kamebuchi, director de una de sus plantas de microchips, ha confirmado que la elevada demanda y la escasez de producción continuarán por lo menos hasta otoño del año 2022. Con ello se superarían los dos años y medio desde que comenzó este cuello de botella iniciado por la paralización de la industria con el confinamiento originado por la pandemia de la COVID-19 a partir de marzo de 2020.

De confirmarse esta situación supondría la prolongación de las circunstancias que a lo largo de este año han propiciado la interrupción en la cadena productiva de múltiples industrias. Desde dispositivos electrónicos tales como smartphones, ordenadores, tablets o videoconsolas hasta el sector de la automoción, donde se suceden las interrupciones en la producción de automóviles debido a la escasez de microchips, un componente cada vez más omnipresente y esencial en múltiples sectores y productos.

Para tratar de afrontar esta situación Toshiba tiene previsto una inversión durante los próximos tres años de 545 millones de dólares para reforzar la producción de semiconductores, aunque por el momento no se han planteado construir una nueva fábrica. Buenas

Lea también :