La Unión Europea quiere limitar el dominio de las ‘big tech’

Datos y AlmacenamientoEmpresasMarketingRegulación

La Unión Europea está preparando una lista de grandes empresas tecnológicas que podrían quedar sujetas a unas reglas más estrictas para frenar su poder frente a competidores más pequeños.

En los últimos años estamos viviendo el crecimiento del fenómeno techlash, un movimiento de reacción de usuarios y gobiernos frente a la acumulación de poder económico, político y social por parte de las llamadas ‘big tech’, grandes empresas tecnológicas como Google, Amazon, Apple, Facebook o Microsoft.

Se trata de compañías que han logrado acaparar buena parte de los mercados en los que operan, dificultando la competencia de empresas más pequeñas, que apenas pueden luchar por hacerse con un trozo del pastel.

La Unión Europea se ha mostrado muy combativa ante estos monopolios o cuasimonopolios, imponiendo cuantiosas sanciones a empresas como Google, por obligar a preinstalar el navegador Chrome y su buscador en los smartphones Android. por dar ventaja a su servicio Google Shopping en los resultados de búsqueda y por abusar de su posición dominante en el mercado de la publicidad online mediante Google AdSense.

Ahora, la UE está estudiando dar un paso más para favorecer la competencia en el sector. Según informa Financial Times, Bruselas prepara una lista de hasta 20 empresas tecnológicas, en la que probablemente se incluirán las ‘big tech’ estadounidenses. El objetivo es que las corporaciones que engrosen esta lista queden sujetas a reglas nuevas y más estrictas que las que se aplican a sus competidores más pequeños, con el fin de limitar su control del mercado.

El medio de origen británico apunta que algunos de los nuevos requisitos podrían ser la obligatoriedad de compartir sus datos con las empresas rivales, además de la exigencia de una mayor transparencia acerca de la manera de recopilar información.

La lista se confeccionará partiendo de criterios como su cuota de mercado o número de usuarios. También se podrían incluir empresas cuyo poder obligue a sus rivales a utilizar sus plataformas para poder operar.

El número de empresas que conformará esta lista o los criterios definitivos se están discutiendo aún, pero es probable que incluya a compañías como Google, Facebook, Apple o Amazon. No obstante, la UE no quiere señalar a empresas individuales, sino a aquellas corporaciones en una posición de dominio del mercado, según los criterios fijados para ser incluidas en esta lista.

Este movimiento responde a la necesidad de buscar alternativas a la simple imposición de sanciones económicas, puesto que estas multas son asumidas por las ‘big tech’ prácticamente como un coste de negocio más. Esta medida pretende que las empresas que acaparan la mayor parte del mercado faciliten el acceso de la competencia a éste.

Financial Times incluso apunta que la UE podría obligar a las ‘big tech’ a trocear su negocio o vender determinadas unidades si estas medidas no logran favorecer la competencia y frenan la consolidación de monopolios.

Un aspecto polémico de esta iniciativa es que afectará especialmente a las grandes empresas tecnológicas estadounidenses, por lo que podría generar nuevas fricciones comerciales entre la UE y Estados Unidos.

Sin embargo, la preocupación ante el monopolio de las ‘big tech’ no es sólo europea, sino que también se extiende al otro lado del charco. El Departamento de Justicia de Estados Unidos está estudiando un plan que podría obligar a Google a escindir o vender algunas partes de su negocio publicitario o incluso el navegador Chrome, según publicaba Politico.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor