Urinarios de alta tecnología

En Victoria, Canadá, los botellones ya no tienen el inconveniente añadido de dejar las calles hechas una pocilga.

Estos urinarios públicos se esconden por el día y aparecen por la noche, para responder a la urgencia de los que salen de copas o van a un concierto. Se limpian solos y a una hora determinada viene un “sereno” con mando a distancia y les saca a la superficie.

Los urinarios están diseñados sólo para hombres y más específicamente, para hombres borrachos (las mujeres que sigan meando detrás de un coche). El sistema le ha costado al ayuntamiento 75.000 dólares y ya se utiliza en los Países Bajos, en Londres y en Belfast.

La noticia aparece en John Chow dot Com. El autor del blog escribió a los responsables del sistema para saber cuánto valía utilizar uno de estos urinarios y saber más sobre las características del sistema. Los diseñadores le enviaron unas fotos y un vídeo que no tiene desperdicio.

urilift-4bdef.jpg
urilift-3bdef.jpg