Las APIs marcan el pulso de la economía de las aplicaciones

Workspace

Andrés Gómez Molina, Principal Consultant, Preventas, API Management de CA Technologies Iberia, cree que las interfaces de programación de aplicaciones son los héroes olvidados de la economía de las aplicaciones.

Como consumidores, a todos nos gusta la economía de las aplicaciones. Gracias a ella podemos reservar un alojamiento para el fin de semana en Airbnb y una mesa en nuestro restaurante favorito desde Foursquare. Podemos saber si esa camisa que tanto nos gusta está disponible en la tienda o controlar el ritmo de nuestro paseo mediante un dispositivo como Fitbit. Y todo esto en minutos y desde donde queramos, por ejemplo: desde la oficina, el tren o nuestro sofá.

A las organizaciones también les gusta la economía de las aplicaciones, ya que les permite intercambiar información de forma instantánea con clientes, proveedores y socios. Pueden acceder a incontables cantidades de datos alojados en sistemas tradicionales y construir nuevas aplicaciones más rápido que nunca.

Lo que nadie ve es el ingrediente esencial que facilita dicho intercambio de información. Sin él, la economía de las aplicaciones se atascaría, sencillamente no podría funcionar todo lo anterior. Este ingrediente es la interfaz de programación de aplicaciones o API por sus siglas en inglés.

Una API es una interfaz que permite que un software “hable” con otro intercambiando datos. Las APIs son los conectores del siglo XXI, de hecho son el mecanismo de interconexión de la web, los móviles, o Internet de las Cosas, ya que permiten enlazar sistemas que antes se encontraban aislados y crear nuevas aplicaciones. Están cambiando el mundo al combinar los datos y servicios de las compañías disruptoras con los de aquellas más tradicionales.

Trate de pensar en una API como si se tratara de un Lego. Los pequeños bloques de plástico tienen una forma universal de conectarse entre sí a través de agujeros y salientes, lo que se puede considerar una API. Esto proporciona una forma estructurada y sencilla de unir piezas en formas muy diversas. De la misma manera, las APIs permiten conectar y crear nuevas aplicaciones ofreciendo nuevas funcionalidades de manera muy rápida.

Las APIs ayudan a hacer crecer su negocio

Aunque las APIs sean unas piezas de construcción clave para la economía de las aplicaciones, lo que realmente las hace interesantes es la forma en que se utilizan.

Veamos el ejemplo dos compañías que están utilizando las APIs para construir nuevos servicios de una forma más eficiente, estrechando los lazos con sus socios y proporcionando increíbles experiencias a sus clientes.

El primer ejemplo es una compañía líder en productos de cosmética y belleza, que se basa en las APIs para activar algunos de sus servicios más importantes dirigidos a los consumidores y para acelerar su transformación digital. Estos servicios incluyen apps de belleza que utilizan la tecnología de reconocimiento facial para permitir que los compradores puedan probar virtualmente hasta 420.000 combinaciones de productos, desde pintalabios a perfilador de ojos. Y por detrás de esto, se encuentran los sistemas de pago con tarjeta de crédito y seguimiento de inventario, todo ello destinado a desarrollar una estrecha relación con los clientes.

Además de impulsar apps, esta compañía de cosméticos utiliza las APIs para mejorar la gestión con los partners, ya que éstas permiten que los sistemas internos compartan la información sobre precios y disponibilidad de producto de forma más eficiente entre vendedores, marcas y plataformas. Las APIs proporcionan mayor agilidad y ventajas económicas. La compañía puede aprovechar también los datos y las APIs de comercialización de sus partners.

El segundo ejemplo, una compañía especialista en programas de fidelización, también utiliza las APIs para impulsar su futuro digital. En su caso, proporciona apps que aceleran los programas de fidelización de los principales minoristas. No es de sorprender que las APIs sean pieza central de su estrategia. Estas apps ofrecen cupones, promociones especiales y puntos digitales que los clientes pueden utilizar para comprar productos, creando una relación personal que antes no existía.

Al poder ofrecer apps de fidelización digitales, personalizadas y muy fáciles de usar que van ligadas a lo que los clientes compran, ayuda a los minoristas a incrementar el gasto de sus clientes finales en un 25%.

La gestión de las APIs es importante

Las APIs son el acelerador de la economía de las aplicaciones, e igual que ocurre con el acelerador, hay que manejarlas cuidadosamente. Las APIs no son seguras por definición, lo que las convierte en potencialmente vulnerables a los hackers. Además, están proliferando, lo que puede resultar abrumador tanto para proveedores como para consumidores de datos.

Una plataforma de gestión de APIs ayuda a las organizaciones a mitigar los riesgos y a sacar beneficios de dicha tecnología. Desde una misma interfaz, las organizaciones pueden asegurar y controlar los accesos a las APIs. Además, esta plataforma permite realizar un seguimiento del consumo de las APIs y si es necesario puede integrar la monetización y la facturación.

Para la compañía de cosmética de nuestro ejemplo, la gestión de las APIs ha simplificado el desarrollo y ha hecho posible una integración sencilla. Cuando los desarrolladores o partners diseñan un nuevo servicio, no tienen que empezar de cero, ya que las APIs permiten que se reutilicen los componentes. Además, las herramientas de gestión de APIs proporcionan seguridad, incluyendo mecanismos para gestionar y extraer información de partners y clientes de la compañía. ¿El resultado final? Las APIs y las herramientas para gestionarlas han multiplicado por cinco los puntos de contacto con partners y proveedores sin necesidad de ampliar sus equipos internos.

El caso de la empresa especialista en programas de fidelización es similar. Al utilizar herramientas de gestión de APIs, se innova más rápido y se reducen los costes. De acuerdo con la compañía, las APIs y las herramientas para gestionarlas han conseguido recortar a la mitad el tiempo que tardan en dar de alta un nuevo minorista. Además, ya no necesitan alquilar líneas telefónicas para cada partner. Su factura telefónica mensual de conexión a la nube ahora es menos de lo que cuesta una línea dedicada para un solo minorista.

No hay duda de ello. Las APIs ayudan a las organizaciones a reinventar la forma en que hacen negocios. También proporcionan un modo más eficiente de construir nuevos servicios, y están creando mercados y relaciones más fuertes con partners y clientes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor