5 tendencias en recuperación de datos para 2014, según Kroll Ontrack

EmpresasSeguridad

La pérdida de información puede derivar en una sangría monetaria importante para las empresas, por eso hay que saber cómo actuar y cuáles son las previsiones en materia de seguridad de cara al nuevo año.

Los datos son uno de los activos de mayor valor para toda empresa que se precie, por no decir el que más. Por eso hay que ser especialmente cuidadoso a la hora de protegerlos de la acción de los ciberdelincuentes y también de las meteduras de pata internas.

logoKrollOntrackEso por no hablar de la continua necesidad de adaptación a una evolución de la tecnología que se podría catalogar de frenética durante los últimos tiempos, si uno no quiere quedarse desfasado.

Sabiendo todo lo que ha ocurrido a nivel de seguridad y recuperación de información en este 2013 que está a punto de terminar, Kroll Ontrack ha elaborado una lista de 5 tendencias a tener en cuenta para el próximo curso:

1. La proliferación de sistemas de almacenamiento: Los discos duros tradicionales ya no son los únicos dispositivos elegidos (ni ofertados) para guardar datos. Cada vez más compañías se decantan por las unidades de estado sólido, las memorias Flash e incluso las soluciones híbridas, que además proceden de muy diversos fabricantes. Por eso mismo el director general de Kroll Ontrack Iberia, Nicholas Green, les recomienda que “descarguen las herramientas de software del fabricante de su sitio web”.

2. Un espacio creciente en el disco duro: Lejos quedaron los tiempos en los que había que tener mucho ojo con lo que se iba almacenando para no bloquear la capacidad del disco duro. Los dispositivos comercializados en la actualidad destacan por su gran capacidad gracias a diversas técnicas. Unas técnicas cuya repercusión en términos de seguridad “está aún por determinar”, según Green.

3. La profesionalización de las estafas cibernéticas: Los cacos 2.0 no dejan de lanzar nuevas campañas de malware a pesar de los esfuerzos de las compañías por neutralizarlas. Uno de los inventos que más daño está haciendo es aquel capaz de cifrar el acceso a los datos corporativos.”Este virus ha tenido éxito, por desgracia, porque el coste del tiempo de inactividad de las empresas puede suponer más de 4.000 euros por minuto”, señalan desde Kroll Ontrack, y “las empresas descubren que es más barato y eficiente atender a las demandas de estos hackers”. La opción aquí es aplicar el sentido común cuando se utiliza Internet para esquivar estafas.

4. El poder de las técnicas de cifrado avanzadas. ¿Y por qué están recurriendo al cifrado los ciberdelincuentes? Porque es especialmente útil si se quiere bloquear el acceso a los demás. Esto es algo que también hacen (o deberían hacer) las empresas, bien cifrando el software o actuando directamente sobre el hardware. “Si una unidad cifrada de hardware resulta dañada debido a problemas físicos, lógicos o eléctricos, los ingenieros de recuperación de datos tienen que descifrar los datos como parte de la propia recuperación de los datos”, explica Kroll Ontrack, que ve en esta recuperación una oportunidad para aprender a reforzar la protección.

5. El gusto por hacer las cosas uno mismo. Otra de las tendencias que marcarán el nuevo año es el atrevimiento de los usuarios para intentar rescatar la información perdida por su cuenta y riesgo. Aunque para hacerlo hay que saber cómo. “La clave es saber cuándo el software de recuperación es aplicable a cada situación”, señalan los expertos, que aconsejan pedir ayuda “si el daño físico es importante”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor