“Blusens ha intentado buscarse un hueco haciendo las cosas de manera diferente”

Empresas

El director de Marketing de Blusens Global Corporation, Miguel Churruca, confirma unas expectativas de facturación internacional de “al menos el 50 por ciento del total”.

Blusens es, además de una fabricante líder en electrónica de consumo, una compañía con una estrategia diferente, como demuestra su acercamiento al mercado de Oriente Próximo antes que al tradicional de América Latina.
“Desde su creación Blusens ha intentado buscarse un hueco haciendo las cosas de manera diferente”, confirma el director de Marketing, Miguel Churruca. Desde su sede en Santiago de Compostela, la compañía alcanza a un mercado global y está ya presente en cuatro continentes, aunque aún quieren más.
Las previsiones para los próximos años hablan de unas expectativas de facturación en el extranjero muy optimistas. La firma espera que las ventas “fuera de España” supongan “al menos el 50 por ciento del total de la facturación de la compañía en dos años”.
Para ello, continuarán invirtiendo en I+D+i y en nuevos productos tecnológicos, como el netbook FreePC, “que satisface por igual las necesidades de trabajo, entretenimiento, comunicación y movilidad de nuestros clientes”.
– Acaban de presentar en GITEX Technologic Week su proyecto de expansión, que califican de ambicioso. ¿Cuáles son los principales mercados en los que esperan introducirse?
Nuestra estrategia de internacionalización contempla estar presentes en más de 50 países durante 2009. Desde la creación de la Corporación hemos incrementado notablemente nuestras filiales en el mundo, añadiendo Sudamérica, México, Canadá y Reino Unido a las ya existentes de Oriente Medio y China.
Nuestras actividades pretenden tener un impulso significativo en Europa, comenzando por Reino Unido y Portugal, y continuando por el continente americano, donde tenemos cubierto todo el mercado de habla hispana tras la creación de las mencionadas filiales y, Canadá, como antesala a la entrada en los EEUU. Esta expansión internacional debe hacer que la facturación fuera de España suponga al menos el 50 por ciento del total de la facturación de la compañía en dos años.
– Dentro de estos planes de expansión, 2008 es el año de entrada en el mercado sudamericano. ¿Es este un objetivo natural para las empresas españolas?
En este sentido Blusens ha sido diferente, una vez más. Siendo el mercado sudamericano un objetivo natural, Blusens apostó inicialmente por Oriente Medio al crear su primera filial en Dubái. Este movimiento nos ha posicionado fuertemente en la región, como se muestra con la presencia en GITEX, algo que para las empresas españolas no es común. Ahora, a partir de la creación de las filiales americanas, comenzamos la apuesta por la presencia en América con todo nuestro potencial.


– ¿No supone el actual contexto económico un freno a los planes de expansión de cualquier empresa o, por contra, es más bien una oportunidad?
Blusens se ha caracterizado siempre por una exhaustiva planificación estratégica que le ha valido para cumplir sistemáticamente sus objetivos. Es cierto que la coyuntura actual puede no parecer la más adecuada para acometer una internacionalización de este calado, pero nosotros creemos en la oportunidad de crecer en todos los mercados en los que estamos presentes, diversificándonos para crecer con garantías.
– Han llegado a un mercado global desde una situación geográfica que en un principio podría ser considerada en el mercado tradicional como periférica. ¿Su ubicación en Santiago de Compostela ha sido en algún momento un hándicap o por el contrario una ventaja?
En este mundo globalizado la situación es menos crítica que en otras épocas, claro está. Situarnos en Santiago no ha sido nunca un hándicap, al contrario, a nivel empresarial y humano tiene enormes ventajas. Cuando se diseña en España y se ensambla en China, contando con clientes en todo el mundo, unos pocos cientos de kilómetros no hacen diferencia, es más una cuestión de organización y de adecuada atención a nuestros clientes y proveedores.
En Blusens trabajamos en cuatro continentes, por tanto en este sentido hacemos uso exhaustivo de las nuevas tecnologías que nos permiten el contacto constante con filiales, clientes y proveedores incluso de manera visual. Email, videoconferencia, smartphones, son palabras que en Blusens constituyen nuestra vida cotidiana, aunque viajar sigue siendo a veces necesario.
– La trayectoria de su compañía ha sido, además, meteórica. En pocos años han conseguido afianzar su posición en el mercado y crear una imagen de marca consolidada. ¿Cuáles son las claves de este éxito?
Desde su creación Blusens ha intentado buscarse un hueco haciendo las cosas de manera diferente. Siempre hemos creído en nuestras posibilidades, pero por supuesto a esta convicción hemos añadido coherencia empresarial, apuesta por la innovación, seriedad y consistencia en el negocio, logística eficiente, marketing innovador y cercanía al mercado. Por otro lado, nuestros productos son innovadores, diferentes y fiables.
También mantenemos un servicio técnico y call center propios para las incidencias de nuestros clientes. Y por supuesto nunca hemos olvidado mantener una relación de confianza y cercanía con nuestros clientes directos, el canal.


– En este sentido, una de las características de su compañía es la inversión en innovación. ¿Podría darnos una cifra sobre esta inversión? Es decir, dentro del total de gastos de la compañía, ¿qué porcentaje destinan a este fin?
En Blusens consideramos el I+D+i como uno de los pilares de nuestro éxito. Por ello creamos hace ya tiempo un Departamento de I+D en Santiago de Compostela, que se ha convertido en un grupo cohesionado, creativo y fundamental en el organigrama de Blusens. Una decisión que ya ha dado frutos importantes, y deseamos que siga siendo así, por lo que estamos destinando a Innovación una cifra que puede alcanzar el 10% de nuestra facturación.
– Han crecido muy rápido. ¿Seguirán haciéndolo o las perspectivas de futuro prefieren frenar la expansión y asentar lo ya hecho?
Nuestra política de internacionalización es la muestra palpable de que tenemos intención de seguir creciendo, y para crecer debemos salir fuera de España. Ello no excluye consolidar lo ya hecho, más bien al contrario, de hecho la constitución de Blusens Global Corporation en 2008 persigue precisamente esa consolidación y un fortalecimiento de la compañía a todos los niveles, pensando en acometer los nuevos y ambiciosos objetivos que nos hemos marcado.
– ¿Cuáles serán las principales apuestas de Blusens para cautivar al mercado durante el próximo año?
Nuestras principales apuestas se centran en el Hogar Conectado, sin olvidarnos de nuestra gama de portabilidad. El inminente Blu:brain aspira a ser el centro multimedia del hogar, un gestor de contenidos multimedia con grandes capacidades de conectividad y extremadamente fácil de usar, apto para todos los públicos.
Y en portabilidad tenemos ya el roadmap de la evolución de nuestro gran éxito, el MP3 KEIA, para crear toda una familia de productos a partir de este concepto. Por otro lado, también nos introduciremos en el sector informático con el lanzamiento del FreePC, un netbook muy completo que satisface por igual las necesidades de trabajo, entretenimiento, comunicación y movilidad de nuestros clientes.
– ¿Prevén introducirse en algún nuevo nicho de mercado, más allá de los campos en los que ya están presentes en la electrónica de consumo?
En efecto. Ya en GITEX hemos presentado una nueva línea de productos, denominada PRO-Line, basada en infraestructuras de IPTV y satélite para el mercado residencial. Una línea destinada a hacerse un lugar en un nicho de mercado muy particular, pero con grandes perspectivas de futuro, especialmente en mercados como Oriente Medio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor