Antes del 20 de septiembre Google deberá modificar su política de privacidad en Europa

Empresas

Esta es la exigencia que acaba de imponer el Reino Unido al gigante de Internet a riesgo de enfrentarse a pena de sanción.

La política de privacidad unificada de Google, que rompe las barreras entre diferentes productos del fabricante sin opción para los usuarios, sigue provocando la atención y reprobación de los organismos de control de protección de datos en la UE.

El máximo órgano de vigilancia en el Reino Unido ha sido el último en sumarse en la UE a la petición de que Google modifique de forma inminente esta controvertida política a riesgo de recibir una multa.

La Oficina del Comisionado de la Información (ICO) del Reino Unido ha advertido al gigante de Internet que se enfrenta a “medidas coercitivas formales” si no cambia su política de privacidad antes del 20 de septiembre. La multa podría ascender hasta las 500.000 libras (750.000 dólares).

“En particular, creemos que esta política de privacidad no proporciona información suficiente para permitir a los usuarios del Reino Unido entender cómo se utilizarán sus datos por parte de los diferentes servicios de Google”, ha puesto de manifiesto la ICO en una carta enviada a la empresa.

Según ha confirmado Tech Crunch, el organismo de control ha impuesto tres requisitos principales.

Por un lado, que Google necesita dar más información acerca de cómo procesa los datos personales de los usuarios. Por otro, que debe notificar a los usuarios específicamente qué datos personales están siendo utilizados para que puedan ser plenamente conscientes de las implicaciones de usar los servicios de Google.

Por último, la compañía debe informar a los usuarios de cuándo sus datos personales se están utilizando.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor