El proyecto AUTOCITS prueba en Madrid la conducción autónoma

Innovación

Será mediante un piloto en la A-6 que tendrá sus réplicas en otras ciudades europeas como son Lisboa y París.

Indra ha anunciado que se han iniciado los trabajos de despliegue del proyecto AUTOCITS para su piloto madrileño.

Este proyecto, que se completa con pilotos en Lisboa y París, pretende poner a prueba en áreas metropolitanas la conducción autónoma que está llamada a convertirse en clave para el futuro. En concreto, quiere adaptar normativa, centros de control de tráfico e infraestructuras al nuevo tipo de conducción, mejorando la interoperabilidad de los vehículos y la correcta convivencia con los modelos que van pilotados por personas.

En este sentido, se están instalando en el busVAO de la A-6 que conecta con la vía de circunvalación M-30 madrileña, que es el escenario del piloto español, unidades de carretera RSU para enviar información a los coches conectados. Y se han desarrollado tres servicios inteligentes de transporte basados en sistemas cooperativos, o C-ITS, e integrados en la solución de gestión de tráfico y túneles Horus para intercambiar datos con seguridad, ampliando así la visión que tienen los vehículos que se conducen solos. Esto permitirá a dichos vehículos tomar decisiones según los avisos que reciban, ya sea por la existencia de obras, por retenciones o por condiciones climatológicas adversas.

Cabe señalar que ya se han realizado pruebas con máquinas autónomas en circuito cerrado, en las instalaciones de Indra en San Fernando de Henares.

En el proyecto AUTOCITS colaboran, además de Indra, la DGT y la UPM en España; la ANSR, la UC y el IPN en Portugal; e INRIA por parte de Francia. Su presupuesto es de 2,6 millones de euros y cuenta con financiación europea.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor