BBVA inaugura el primer datacenter europeo con certificación Tier IV

CloudDatacenterEmpresasGreen-ITInnovaciónMercados Financieros

Niveles máximos de seguridad y disponibilidad son dos de las características del centro de datos que acaba de poner en funcionamiento BBVA en la Comunidad de Madrid.

El grupo BBVA acaba de inaugurar oficialmente las instalaciones de su nuevo Centro de Proceso de Datos, situado en Tres Cantos, Madrid, colindante al que ya tenía operando en España.

Por el momento no está operando al 100%, algo que ocurrirá en 2014 tras el paulatino trasvase de la actual infraestructura, así como de la incorporación de la nueva. BBVA asegura que el nuevo centro de datos llegará a triplicar la densidad de máquinas alojadas en el antiguo centro.

Este importante paso en materia tecnológica llega para dar cobertura a los planes de crecimiento que el banco tiene previsto llevar a cabo a nivel internacional.

La sala de ordenadores ocupa 1.525 m2

Sin embargo, más importante que el aumento de capacidad de proceso y densidad se encuentra la consecución del certificado Tier IV para centros de datos, tanto a nivel de diseño como de construcción, algo que asegura los máximos niveles posibles de seguridad y disponibilidad. Según los responsables, se trata del primer datacenter de Europa y el cuarto a nivel mundial en conseguir dicha certificación.

A grandes rasgos, la certificación Tier IV asegura dos niveles de redundancia en distintos niveles, lo que garantiza el funcionamiento ininterrumpido de las operaciones, algo de vital importancia para dar servicio a las 7.457 sucursales con que cuenta BBVA a nivel mundial, así como a los 50 millones de clientes.

Con motivo de la inauguración tuvimos la oportunidad de visitar las instalaciones. Javier Viñuales, director de Tecnología y Explotación de BBVA, no pudo aportar detalladamente los datos de inversión en las nuevas instalaciones, aunque sí admitió que formaba parte de los 2.000 millones de presupuesto en materia tecnológica del grupo financiero.

No se han escatimado recursos tanto en materia de innovación como en sostenibilidad. Las instalaciones cuentan con lo último en refrigeración para mejorar la eficiencia energética. Así, en caso de que la temperatura exterior sea baja, se aprovechará para enfriar el agua de los grupos frigoríficos, mientras que el calor generado se reutilizará para la calefacción del edificio.

 

Máxima capacidad de procesamiento y eficiencia

La sala de ordenadores, que ocupa una superficie de 1.525 m2, duplica inicialmente la densidad del anterior complejo y, tal y como asegura Viñuales, podría triplicarla en un futuro. Será capaz de albergar hasta 10.000 procesadores de gama alta. Para interconectar todos los recursos, desde servidores a almacenamiento y  networking, pasando por la alimentación, se han utilizado 215 Km de cobre y 694 Km de fibra. Viñuales indica que más adelante se construirá una sala contigua de iguales dimensiones y características.

Mientras tanto, la sala de operadores cuenta con un impresionante videowall de 32,5 m2 y 51,3 millones de píxeles en el que se pueden visualizar los eventos más importantes que acontecen en el centro de datos. Todo ello monitorizado por 36 operadores que, a su vez, pueden administrar un mayor número de recursos desde sus propios monitores.

Sala de operadores y videowall del CPD de BBVA

“En 2014, cuando todo esté funcionando al 100%, conectaremos este centro de datos con los otros dos del otro lado del atlántico (México) a través de varios canales submarinos de fibra óptica, lo que mantendrá las especificaciones de la certificación Tier IV”, explica orgulloso Viñuales.

En el apartado de seguridad en el centro de datos, también se han utilizado los métodos más avanzados. De hecho, las instalaciones cuentan en este sentido con una configuración que supera los requisitos de la certificación. Desde cortinas cortafuegos, suelo elevado (1,4 metros), sistema de aspersores con espuma de microparticulas para no dejar inutilizados los equipos…

 

Para el cableado se han utilizado 215 Km de cobre y 694 Km de fibra

Otras características del nuevo centro de datos de BBVA en cifras:

  • Se gestionan 44 millones de operaciones diarias
  • La superficie total es de 20.000 m2 (2,6 veces la extensión del Santiago Bernabéu)
  • La subestación eléctrica montada en el centro podría abastecer a una población de 3.500 habitantes
  • Dispone de 8 grupos electrógenos alimentados por 240.000 litros de gasoil. Proporcionarían 96 horas de suministro en caso de corte eléctrico
  • Llegará a contar con hasta 10.000 procesadores de gama alta en las distintas máquinas
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor