Briarwood, Avoton y Rangeley: los próximos Intel Atom de bajo consumo

CloudDatacenterProveedor de ServiciosProyectosServidores

De aquí a finales de año, Intel pondrá en circulación sus nuevas propuestas de microprocesadores para hardware empresarial, dirigidos al almacenamiento, los centros de datos y los dispositivos de red.

Estos días, Intel está celebrando su tradicional evento IDF (Intel Developer Forum) en Pekín, donde ya ha dado buena cuenta de lo que va a ser su estrategia en materia de procesadores durante los próximos meses.

Y también a largo plazo, ya que tiene previsto seguir avanzando en la creación de ciudades más inteligentes, empresas más prósperas y comunidades más sanas, según ha explicado la responsable del grupo de sistemas contectados y centros de datos de la firma de Santa Clara, Diane Bryant, y recoge VentureBeat.

“La gente es cada vez más exigente con sus dispositivos a través de aplicaciones y servicios, ya sea en casa, en el trabajo o donde quiera que estén”, comentó Bryant durante su intervención. “Intel está ofreciendo una poderosa cartera de tecnologías de hardware y software desde el dispositivo hasta el centro de datos que pueden mejorar las experiencias y permitir nuevos servicios”.

A nivel de microprocesadores de bajo consumo, Intel cubrirá las necesidades de hardware empresarial con el desarrollo de las líneas Atom “Briarwood”, “Avoton” y “Rangeley”.

El primer modelo, que ya está disponible en forma de procesador Atom S12x9, ha sido diseñado para aplicaciones de almacenamiento. Mientras, se prevé que los otros dos tipos de chips lleguen al mercado durante el segundo semestre del año.

¿Para qué, exactamente? “Avoton” será creado con proceso de 22 nm y arquitectura Silvermont para sistemas de 64-bit, y está pensado para sustiuir al actual “Centerton” y potenciar la eficiencia energética de los centros de datos. Por su parte, “Rangeley” se utilizará en dispositivos de red, como routers, conmutadores y dispositivos de seguridad, y será la última pieza en encajar en el puzzle.

Otros retos que se han propuesto los de Paul Otellini para el presente curso fiscal son facilitar la tarea de los desarrolladores, con la puesta en funcionamiento de un centro de innovación especializado en cloud computing donde se podrá probar software antes de lanzarlo al mercado, y la ampliación de la familia de procesadores Xeon con la introducción de los nuevos chips E5 durante el Q3 y la de los próximos E3, también este año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor