Cada día más cerca del coche sin conductor

Movilidad

Nada de ciencia-ficción. Los vehículos que no necesitan conductor, están más cerca de convertirse en realidad de lo que la mayoría de la gente cree.

En 2030, los coches autónomos representarán el 25% de los turismos en los países avanzados. De hecho, según la consultora Gartner, en los próximos seis años ya podremos ver este tipo de automóviles capaces de detectar de forma autónoma, interpretar, decidir, actuar y comunicarse con otros automóviles, infraestructuras, personas y organizaciones.

En la medida en la que esta “auto-conciencia” vaya madurando, los vehículos serán cada vez más inteligentes y autónomos, lo que supondrá, de acuerdo con la consultora “el cambio más trascendental en lo que al transporte, movilidad y sociedad se refiere”.

google vehicle-lores“Los beneficios de los vehículos autónomos tanto para las personas como para la industria del automóvil son significativos, y van desde la prevención de accidentes, a la optimización en el uso de la energía y el tráfico para disminuir las emisiones”, comentan desde Gartner, al tiempo que también apuntan la creación de nuevos servicios de entrega; por ejemplo, de transporte de paquetes entre dos empresas.

Además, los consumidores están deseando comprobar sus virtudes. Así, según una encuesta realizada en junio a más de 6.000 personas, casi dos quintas partes de los propietarios de vehículos en EE UU y Alemania están interesados ​​en la compra de un vehículo total o parcialmente autónomo la próxima vez que compren uno. Igualmente, la mayoría de ellos vería con buenos ojos renunciar a tenerlo si les dieran la opción de acceder a ellos bajo demanda cada vez que necesiten uno.

Pese a los obstáculos y desafíos que todavía tienen que superar antes de que se cumplan todos los requisitos para su comercialización, sus beneficios superan los inconvenientes y preocupaciones potenciales. Además, sus posibilidades de crear nuevos negocios también motivarán a los líderes de la industria y a los que lleguen de cara a ampliar las actividades de investigación y desarrollo, y para avanzar drásticamente el avance de las tecnologías en las próximas dos décadas.

“La evolución del vehículo de automático a autónomo está en camino, al igual que las inversiones realizadas por empresas individuales y de toda la industria del automóvil para acelerar el ritmo de la innovación y hacer prototipos reales que poner en la vía pública”, comentan desde Gartner, anunciando que tres compañías presentarán planes concretos para a automóviles autónomos en 2016.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor