Canalys cree que el futuro de Windows 10 Mobile se encuentra “en tela de juicio”

MovilidadPortátilesSmartphonesSO MóvilesTabletas
0 2 No hay comentarios

Durante 2015, el negocio de los smartphones con sistema operativo de Microsoft sufrió un descenso del 20 %.

A día de hoy, Microsoft es la tercera compañía más importante del mundo en lo que se refiere a ventas de dispositivos vinculados a la movilidad, como los smartphones, las tabletas, los 2-en-1 o incluso los ordenadores portátiles.

Así lo explica la consultora Canalys, que calcula que en todo 2015 se han distribuido en el planeta unos 1.740 millones de dispositivos de este tipo. Aunque las tendencias de mercado son contrarias. Mientras los smartphones y los gadgets convertibles mejoran sus números año tras año, las tabletas y los portátiles se encuentran a la baja.

Además, a pesar de ser tercera en el ranking general, hay que señalar que los números de Microsoft todavía se encuentran alejados de los de Alphabet, que es la empresa en la que se engloba Google y la primera clasificada. Alphabet cuenta con una cuota de mercado del 70 %. Le sigue Apple, con un 17 %. Mientras, Microsoft tiene un 12 %.

Sobre la empresa de Redmond, Canalys especifica que no sigue la misma tendencia que sus dos principales rivales. Mientras a Alphabet y a Apple les afecta el descenso generalizado de las tabletas, Microsoft ha mejorado precisamente en esta área con su Surface y la apuesta por la productividad.

A mayores, los teléfonos con sistema operativo Windows han sufrido un descenso del 20 %, que no es algo común en materia de smartphones. Esto se debería a que Microsoft ha comenzado a centrarse más en servicios que en el hardware.

De ahí que en Canalys consideren que “el futuro para Windows 10 Mobile está ahora en tela de juicio”.

“Crear un Surface Phone premium podría generar algún ruido sobre la plataforma, pero va a ser arriesgado”, valora Tim Coulling, analista sénior de Canalys, “y repetir lo que ha logrado en el espacio tablet será difícil”. En opinión de Coulling, Microsoft “debe hacer que los OEM inviertan en una plataforma en declive, así como convencer a los consumidores de que cambien desde un iPhone o un smartphone Android de gama alta”. Y eso se considera problemático.

Por otro lado, se advierten cambios en los ordenadores, donde las alternativas que incorporan sistemas operativos que no son Windows están encontrando el favor del público. Por ejemplo, los Chromebooks o los equipos con Ubuntu. ¿Y en smartphones? ¿Hay alteraciones? En China, YunOS ya es la tercera opción favorita de los consumidores, lo que da pistas sobre la pujanza de las plataformas basadas en Linux.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor