Cisco contra la fusión Skype-Microsoft

Empresas
Ambas compañías están aumentando su rivalidad en la medida que el mercado de las comunicaciones unificadas aumenta.

La Comisión Europea dijo sí hace ya algunos meses a la adquisición de Skype por parte de Microsoft, una operación con un coste de 8.500 millones de dólares. Lejos de darse el asunto por zanjado, Cisco ha decidido presentar una apelación con la intención de abortar el acuerdo.

El enfrentamiento entre los dos gigantes tiene que ver con la creciente competencia entre Microsoft y Cisco en el campo de comunicaciones de vídeo. Así, Cisco no se opone a la fusión en términos generales, sino que pretende guardarse las espaldas.

Lo que el gigante pide a los reguladores es flexibilidad en algunos puntos del acuerdo. Pide concretamente que se establezcan las condiciones por las que se permita a productos de la competencia operar en una video-conferencia por Skype.

“Imagínese lo difícil que sería si se limitasen las llamadas a personas que sólo usan el mismo ooperador o si su terminal sólo pudiera llamar a marcas determinadas y no a otras”, ha dicho el vicepresidente senior de la firma Marthin De Beer, como recoge The Wall Street Journal.

Desde Microsoft se aferran a la decisión de la Comisión Europea y confían en que la apelación no modificará lo ya aprobado.

Henry Dewing, analista de Forrester considera que el movimiento de Cisco tiene una intencionalidad concreta. “Está tratando de frenar el impulso de Microsoft”, asegura. Y es que Microsoft y Cisco se están convirtiendo en rivales potenciales en la medida que el mercado de las denominadas comunicaciones unificadas toma fuerza.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor