Clausuran en China una fábrica que había producido más de 41.000 iPhone falsos

CiberguerraSeguridad
0 0 1 comentario

Las inscripciones traseras de los móviles no mentían: “Diseñado en California por Apple, hecho en China”. Pero la diferencia con los originales es que estos iPhone procedían de una fábrica pirata, algunos de cuyos dispositivos han llegado a ser comercializados en Estados Unidos de América a través, obviamente, de canales no oficiales y de dudosa legalidad.

Con la popularización que en los últimos años ha adquirido la marca Apple en China también se ha popularizado lo que suele suceder con los productos de éxito: el convertirse en objeto de copia, falsificación y piratería en general. En el caso concreto del iPhone la policía china acaba de clausurar en Pekín una fábrica (que por supuesto no contaba con ningún acuerdo comercial con Apple) que se dedicaba a fabricar copias del smartphone de la manzana mordida en cantidades industriales, tantas como 41.000 unidades de iPhone falsos, algunos de los cuales habrían llegado incluso a vender se a usuarios de fuera de China, en concreto de Estados Unidos de América.

En una acción que desde luego parece querer borrar ese prejuicio sobre la pasividad del país con respecto a las infracciones contra la propiedad industrial e intelectual, la policía china ha detenido a nueve personas entre ellos un matrimonio que era quien dirigía todo el proceso.

La fábrica habría comenzado su proceso de fabricación en enero con nada menos que seis líneas de ensamblaje, contratando a cientos de empleados para que empaquetasen iPhones que en realidad incorporaban componentes de segunda mano.

La policía estadounidense detectó en mayo una partida de 1.400 iPhones falsificados y lo comunicó de inmediato a sus homólogos chinos que siguieron la pista de la remesa hasta dar con la fábrica que ahora han clausurado.

vINQulo

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor