Cómo sacar partido a lo que se dice de tu empresa

Business IntelligenceDatos y Almacenamiento

Páginas webs, blogs, redes sociales, bases de datos… En la era de la información, las organizaciones deben aprovechar los datos externos que generan para crear valor. Tinámica nos da las cinco claves para lograrlo.

Métricas de control, integración de la información con sistemas BI y monitorización del ROI social, herramientas tecnológicas elementales… Todo vale a la hora de que las empresas tengan una mayor visibilidad y contacto con sus clientes, obtengan información de la competencia o se hagan eco rápidamente de quejas y reclamaciones.

Para llevarlo a cabo, las corporaciones deben plantearse estrategias que les permitan extraer la información no estructurada de las soluciones tradicionales de los procesos de negocio, analizarla, gestionarla y relacionarla, con el objetivo de posicionarla y otorgarle el valor que se merece.

Con el fin de ayudar a los responsables de negocio, desde Tinámica destacan las 5 claves principales que deben tenerse en cuenta a la hora de controlar, monitorizar y analizar la información pública de su empresa y de sus marcas:

Imagen: Shutterstock (Autor: SoleilC)
Imagen: Shutterstock (Autor: SoleilC)

1. Utilizar herramientas que recolecten automáticamente datos (data discovery) de las fuentes externas y que permitan integrarlos con los datos transaccionales de los sistemas de Business Intelligence. El objetivo es extraer valor para el negocio, buscando patrones de conducta y anticipándose a las decisiones de los clientes.

2. Vigilar el posicionamiento de los productos o servicios casi en tiempo real a través de la monitorización de las redes sociales, blogs y periódicos online y realizar una escucha activa a través del seguimiento de los comentarios de las redes sociales. Así, la empresa estará preparada para responder de manera oportuna, pudiendo resolver los problemas en el momento en el que se presentan y tratando de mitigar su propagación.

3. Definir una buena estrategia de cliente 360º para reaccionar ante cualquier mensaje en el que se menciona a la compañía. Para ello, hay que utilizar herramientas de monitorización que permitan estar en todas partes y atajar con rapidez las crisis en el momento inicial.

4. Valorar el retorno de la inversión o ROI Social relacionando los datos que provienen de las redes sociales desde las herramientas de monitorización; es decir, impresiones, seguidores, nuevos seguidores, comentarios, interacciones, etc.

5. Hacer un seguimiento de los competidores y realizar comparativas con los resultados obtenidos por la o las marcas. Siempre hay que pensar que las deficiencias de la competencia puede convertirse en un valor diferencial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor