Consejos para que los CIOs del sector público impulsen la transformación digital

Innovación

Estos directivos se enfrentan actualmente a obstáculos como un rechazo al riesgo, recursos pobres y ciclos electorales cortos.

La transformación digital es cosa de todos, incluso del sector público. Pero las organizaciones que pertenecen a este sector “a menudo cuentan con mecanismos culturales y de organización que las protegen de los cambios rápidos en el panorama político o económico”, obstruyendo incluso “el cambio organizacional a gran escala”.

Quien así lo advierte es Elise Olding, vicepresidenta de investigación de Gartner, que añade que aquellos “CIOs del sector público que defienden el cambio son desafiados por una cultura de aversión al riesgo y una asignación de recursos discreta”. Y no sólo eso. “También se enfrentan a ciclos electorales y presupuestarios cortos” que no favorecen la disrupción digital. Pero eso no significa que esté todo perdido, que no haya posibilidad de revolucionar el estado de la atención al ciudadano.

“Ninguno de estos desafíos son insuperables”, dice Olding. “Basándonos en nuestras conversaciones con los CIOs del sector público que han triunfado en su transformación digital, Gartner ha identificado tres recomendaciones fundamentales”.

La primera de ellas consiste en apostar por lo que Gartner califica de visión convincente o cautivadora. Por una estrategia de negocio clara. Por un plan que determine cuáles son los avances que conseguirá propiciar la inversión tecnológica. En este sentido, Elise Olding cree que la mejor visión es aquella que “cabe en una postal”, que expresa “con términos claros, no técnicos, lo que está mal con el status quo, y esboza un conjunto de actividades e inversiones que mejorarán las cosas”.

A partir de ahí se puede ganar la confianza de los otros directivos. Eso sí, “ganarse el acuerdo ejecutivo es sólo el primer paso”, según la vicepresidenta de investigación de Gartner, que anima a convertir el cambio en algo inclusivo. “Es fundamental comunicar la visión a trabajadores de primera línea y a la gestión de nivel medio de forma que demuestre cómo encajan sus papeles en la visión” y cómo, gracias a ella, mejorarán. Esto pasaría por presentar la visión del CIO como una iteración que se construye sobre logros previos, convenciendo a empleados que luego defenderán el cambio como bueno.

En tercer y último lugar, Gartner habla de cambiar las prácticas de liderazgo y alejarse de malos hábitos o de la recurrente frase de “así se ha hecho siempre”. Hay que decir adiós a legados peligrosos. “Los CIOs que tienen éxito en la transformación de los negocios se enfrentan activamente a comportamientos arraigados, a tradiciones y a procesos heredados”, señala Olding.

Es decir, los CIOs ejemplares “desafían el liderazgo y tienen éxito a la hora de inculcar un sentido claramente definido de urgencia en torno a su visión que gana la confianza y el soporte de toda la organización, desde los puestos de liderazgo a los trabajadores de primera línea”, concluye esta experta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor