Consejos para mejorar la seguridad en Facebook

CloudColaboraciónSeguridadSoftwareVirus

La popular red social Facebook sigue creciendo a pasos agigantados, pero también está siendo aprovechada por los cibercriminales. Estas son las reglas de oro propuestas por ESET para mejorar la seguridad de los usuarios.

La red social Facebook cuenta ya con más de 500 millones de usuarios, cifra que crece cada minuto que pasa. Es por ello por lo que muchos ciberdelincuentes aprovechan este potencial de usuarios para expandir sus creaciones, algo que se lleva a cabo en forma de Spam, Scam y muchos otros tipos de malware.

La compañía ESET, especializada en seguridad, afirma que la red social sufre ataques a diario, los cuales aprovechan diversos agujeros o simplemente una mala gestión de las opciones de privacidad de los usuarios. “Entre las prioridades de Facebook no está, de forma fehaciente, mantener seguros los datos de los usuarios, sino proporcionarles herramientas para que ellos lo hagan”, ha afirmado Fernando de la Cuadra, director de educación de Ontinet.com.

Efectivamente, los últimos robos de datos de la red social provenían de perfiles que no estaban protegidos por las opciones de privacidad más estrictas disponibles en Facebook, por lo que realmente no es culpa de este servicio, sino de los propios usuarios, los cuales no han dedicado el suficiente tiempo en configurar correctamente estas opciones.

Para evitar en la medida de lo posible cualquier problema relacionado con los datos de cada usuario, ESET propone varias reglas de oro:

1. Ajustar las opciones de privacidad de Facebook, permitiendo sólo a los amigos más cercanos poder ver el perfil completo, por ejemplo. Además, es interesante acceder habitualmente a estas opciones ya que Facebook las cambia de vez en cuando.

2. Evitar el uso de enlaces reenviados. No es recomendable abrir los enlaces que se reenvían, incluso cuando aparentemente provienen de fuentes de confianza. Éstas pueden ser suplantadas por los ciberdelincuentes.

3. Aceptar como amigos sólo a personas conocidas.

4. Los datos se mantienen de forma indefinida. Incluso cuando se elimina una foto o una cuenta en Facebook, todos esos datos se siguen manteniendo, incluso en ordenadores locales o servidores remotos. Es importante pensar dos veces qué información se está publicando en Internet.

5. Precaución a la hora de instalar aplicaciones, ya que pueden haber sido puestas en circulación por ciberdelincuentes. En el momento en el que instala una aplicación de terceros se están compartiendo los datos del perfil.

6. Cuidado con el botón “Me gusta”. En el momento en el que un amigo esté infectado por algún gusano secuestrador de clics y se pulsa en el botón “Me gusta”, el gusano comienza a actuar enviando spam a los contactos de esa cuenta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor