¿Cuánto le cuesta a las empresas la rutina de abrir y cerrar emails?

Empresas

Una pyme que no gestiona bien el correo electrónico gasta 1 de cada 4 euros simplemente en estas comunicaciones, según advierten desde Noysi.

Algunas tareas que se han convertido en rutinarias dentro de la oficina, como leer correos electrónicos, no sólo pueden afectar a la productividad por la pérdida de tiempo que supone enfrentarse a ellas. También tienen potencial para acabar provocando sustanciales pérdidas de dinero.

Así lo advierte la empresa Noysi que calcula que 1 de cada 4 euros que una pyme invierte en su negocio se gasta en abrir y cerrar emails. Y sólo a eso. Es decir, que “un 25% de sus costes laborales lo malgasta”, lo destina a “una mala gestión del correo electrónico por parte de sus empleados y directivos”.

Para llegar a esta conclusión, Noysi se basa en las investigaciones sobre eficiencia laboral del profesor Thomas Jackson. A partir de ahí, explica que los trabajadores destinar unos 90 segundos a cada email. Estimando que cada uno de ellos entabla unas 80 comunicaciones diarias de correo electrónico, llega a dedicar hasta 2 horas de su jornada al email. Y eso que aquí no se tendrían en cuenta cuestiones adicionales como cuánto se tarda en escribir un mensaje o cuánto tiempo lleva preparar los adjuntos.

Una empresa de 50 personas podría, según Noysi, llegar a perder 360.000 euros anuales como consecuencia. Esto “calculado para un salario medio por trabajador de 20.000 euros brutos anuales y un gasto adicional del 45 % en infraestructuras, impuestos” y demás. Son más de 6,5 jornadas de trabajo anuales.

E incluso podrían ser más, ya que hay que pensar que muchos de los emails que reciben en las compañías van dirigidos a múltiples personas y su efecto, por tanto, se multiplica. De hecho, se calcula que el 80 % lleva en copia a los directivos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor