De XP, directos a Windows 7

Sistemas OperativosSoftwareWorkspace

El Estado de Maine es el último ejemplo de un organismo/empresa que decide obviar una posible migración a Windows Vista, algo que está siendo ya tristemente frecuente para este último sistema operativo de Microsoft. Los responsables de esa decisión esperarán a Windows 7.

Un documento interno emitido por dicho estado informa de que los organismos gubernamentales del estado norteamericano de Maine no migrará sus 11.000 puestos de trabajo de XP a Vista. Y no es que no vayan a hacerlo más adelante. Sencillamente, no lo harán nunca.

La idea de estos responsables es la de esperar directamente al lanzamiento de Windows 7, un sistema operativo que se espera para finales de 2009 o quizás enero de 2010. Este es el último de una serie de ejemplos de empresas que prefieren “pasar de Vista” y seguir funcionando con Windows XP a la espera de un lanzamiento que convenza mucho más en prestaciones.

vINQulos

Slashdot

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor