Denodo: “El dato que se usa no siempre coincide con el dato almacenado, requiere una reformulación”

Bases de DatosBig DataBusiness IntelligenceCloudDatos y AlmacenamientoVirtualización

Entrevista con Ángel Viña, fundador y CEO de Denodo, que nos habla sobre la cuestión de virtualizar datos y el término “logical data warehouse”.

No sólo existe la virtualización de los servidores o la virtualización del almacenamiento. En los tiempos que corren también podemos referirnos al hecho de virtualizar los propios datos. Y eso es algo de lo que hemos hablado en NetMediaEurope con el fundador y CEO de Denodo, Ángel Viña, que explica esta cuestión haciendo “un símil con algo muy conocido en el mundo de la informática profesional que es el data warehouse” o ese almacén que sirve para “unificar el acceso” y “la entidad de datos que el negocio va a utilizar en sus funciones habituales”. Porque, sin dar muchos rodeos y en palabras de este especialista en el tema, “la virtualización de datos podríamos decir que es la nueva generación del data warehouse“. Y para ello ya “se ha acuñado el nombre de logical data warehouse como “la forma más sencilla de aproximar el concepto a los profesionales”, tal y como le ha contado el director ejecutivo de Denodo a nuestro director editorial, Pablo Fernández.

Entrevista a Ángel Viña, CEO de Denodo

Así las cosas, nos encontraríamos con una tecnología a la que se da forma “en base a una abstracción de tus repositorios, de tus bases de datos, de tus fuentes de información, sin necesidad de tener una infraestructura física que lo soporte, simplemente con una capa de software”, relata Ángel Viña. Y aquí no sólo “no importa el origen” del material que se maneja sino que, a mayores, “facilitas la gestión de esos datos, la gobernanza, la seguridad, la monitorización”. Algunas compañías ya cuentan con el punto de partida del data warehouse físico, pero la virtualización otorga, entre otras cosas, “una capa unificada”, “agilidad” y “flexibilidad para facilitar el añadido de nuevas fuentes” o incluso a posibilidad de “modificar los modelos”, revela este experto, que recuerda que “el dato que se usa no siempre coincide con el dato almacenado, es un dato que requiere una reformulación, un reformateado, una combinación con otros añadidos”.

En el caso de carecer de unas instalaciones previas, el fundador de Denodo considera que “la manera fácil de entrar en el mundo del data warehouse” es, precisamente, “construir un logical data warehouse“. Esto, al final, debería permitir enfrentarse al universo de los datos “con una inversión muy razonable y unos tiempos de desarrollo, de implantación, muy cortos”, trabajando con cualquier fuente “independientemente de dónde esté localizada” o de que contenga información estructura o no estructurada, que es lo que promete precisamente la plataforma de Denodo. Una plataforma que se definen como “de gestión de datos” y que, por ejemplo, “agiliza la publicación de los datos para su uso en las funciones de negocio”, como apunta su máximo responsable.

“Te permite”, destaca Ángel Viña, “crear modelos de datos de una manera muy ágil, muy rápida, a partir de esa información fragmentada y dispersa”. Y ahora existe una versión gratuita bautizada con el nombre de Denodo Express, que sus creadores esperan que les sirva, “sobre todo, para penetrar el segmento medio y el segmento pequeño de la empresa y para aproximarnos a la inmensa comunidad de desarrolladores que existe en el mundo de los datos”, con sus propios requisitos, más allá “de nuestro mercado más natural que es la gran empresa”. Denodo, además, ya está trabajando en su expansión geográfica en un momento en el que ya no se puede plantear de forma rotunda “si somos una empresa española porque” la facturación está “creciendo muchísimo más deprisa en el mercado norteamericano que en Europa”, reconoce Viña.

“Nuestro equipo fundamental de desarrollo de producto lo tenemos aquí en España”, detalla el CEO de Denodo. “En la parte comercial hemos incorporado la empresa en el Reino Unido, en Alemania… Estamos creciendo fuertemente en todos estos mercados”. Y ahora el paso lógico parece ser expandirse por el resto de América. “Hemos empezado con México, donde hemos hecho una incursión preliminar, todavía embrionaria, en los últimos meses del año pasado”, explica Ángel Viña, que espera que su compañía pueda introducirse en “ese mercado mexicano de la gran empresa y, desde ahí, que nos sirva de puente para llegar a otros países de Latinoamérica”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor