Diseño y seguridad, la apuesta de Toshiba para los portátiles empresariales

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Poder ver y gestionar el email y la agenda sin abrir el ordenador, el ?Doctor
Toshiba? y unos diseños cada vez más atractivos son las líneas en que trabajará
el fabricante este año.

Toshiba apostará por el diseño en 2007.
Así lo ha anunciado hoy la compañía, que ha afirmado que fabricará portátiles
con aspecto exclusivo y elegante para entornos profesionales.

Por lo que respecta a las gamas Portégé y Tecra estarán equipadas con
herramientas más potentes de seguridad de datos, y se potenciará la robustez
física de los dispositivos ante caídas y derrames de líquidos sin descuidar por
ello su peso y su grosor, a la vez que se incrementa la duración de las
baterías.

Para esto, el fabricante empleará su solución ?Doctor Toshiba?, una
herramienta de autodiagnóstico basada en la tecnología EasyGuard, que avisa al
usuario de los problemas de funcionamiento que puedan aparecer a la vez que le
ofrece asistencia técnica en el momento y remota para la resolución de los
mismos.

En cuanto a la conectividad, los portátiles profesionales de la organización
estarán equipados con la tecnología
3,5G, y el Protégé R400, que
llegará a España el próximo mes de marzo, contará además con la función de
push-email, que permitirá a los usuarios visualizar y gestionar su agenda y su
correo electrónico desde una pantalla externa, sin necesidad de arrancar el
sistema.

Con relación a los usuarios domésticos, las gamas Qosmio y Satellite estarán
enfocadas al ocio digital, con elementos como pantallas panorámicas HD,
integración de HD DVD y sintonizadores de televisión en la gama de entrada,
además de otros accesorios como micrófonos, webcams, teclas de acceso rápido a
funciones audiovisuales o entras y salidas de señal digital.

La apuesta de Toshiba por los portátiles sigue la tendencia del mercado en
nuestro país, donde las ventas de estos productos ya han superado a las de
ordenadores sobremesa.

Paralelamente, la compañía ha anunciado hoy que la filial española ha sido
nombrada mejor subsidiaria del grupo durante 2006 por ventas, crecimiento y
rentabilidad por empleado.

El año pasado, Toshiba España supero las previsiones de crecimiento de ventas
un 50%, lo que les hizo situarse en el cuarto puesto por volumen de ventas de
ordenadores en nuestro país, teniendo en cuenta que el fabricante únicamente
comercializa portátiles.

Los responsables de la delegación española han atribuido estos positivos
resultados a la integración de las divisiones de informática y electrónica, a su
entrada en nuevos sectores como educación y Administración Pública, y a una
estrategia basada en la calidad y la innovación tecnológica.

Finalmente, las previsiones de la filial para este ejercicio, que se cerrará
el próximo 31 de marzo, pasan por conseguir una facturación de 300 millones de
euros, lo que representaría un crecimiento cercano al 30%.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor