EE.UU. acusa a China y Rusia de robar sus secretos tecnológicos

ProyectosSector PúblicoSeguridadVirus

Un informe de las autoridades americanas también señala a países aliados como fuente de amenazas cibernéticas contra sus intereses económicos y tecnológicos.

Rusia y China han sido acusadas directamente por los Estados Unidos ​​de ser “los coleccionistas más agresivos” de sus secretos económicos y tecnológicos, en una particular guerra fría cibernética que está empezando a calentarse.

Este calificativo aparece en un informe publicado por la Oficina del Comité Ejecutivo Nacional de Contrainteligencia, que estudia los últimos ataques cibernéticos sufridos por su país supuestamente perpretados por los gobiernos ruso y chino.

El informe se llama "
El informe se llama “Espías extranjeros roban secretos económicos de Estados Unidos en el ciberespacio”

A mayores, señala incluso a naciones aliadas como co-autoras del hackeo a sus sistemas.

Otros países con estrechos vínculos con los Estados Unidos han llevado a cabo la explotación de su red y otras formas de recolección de inteligencia para obtener datos económicos y tecnológicos, a menudo aprovechando el acceso del que disfrutaron como socios para programas militares”, desarrolla el texto titulado “Espías extranjeros roban secretos económicos de Estados Unidos en el ciberespacio”.

Ninguna nación aliada parece haberse dado por aludida. Pero China y Rusia, que siempre han negado rotundamente cualquier implicación en actividades de piratería política o económica, han vuelto a desmarcarse de la autoría de los ataques. Un portavoz de la embajada china en Washington ha descartado los cargos como “afirmaciones sin fundamento” que forman parte de un “esfuerzo por demonizar a China”.

Sea como fuere, el aumento del espionaje cibernético pone de manifiesto que Internet se ha convertido en arma de doble filo.

“El ciberespacio permite la transferencia casi instantánea de enormes cantidades de información”, recuerda el informe estadounidense, mientras que “hasta hace poco, el espionaje económico requería que esta información privilegiada pasase de manos en forma de grandes volúmenes físicos, así como de un largo proceso de recopilación, clasificación, transporte y explotación”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor