El dolor de cabeza de 6.790 millones de dólares de los herederos de Steve Jobs

Empresas

La viuda de Steve Jobs, Laurene Powell, no tiene ningún interés por asumir el puesto en las juntas de Apple y Disney que correspondía a su marido.

Tras el fallecimiento de Steve Jobs el pasado mes de octubre, sus cuatro hijos y su esposa, Laurene Powell, se han convertido en los herederos de una fortuna en acciones de Apple y de Disney que podría valer, tomando como referencia el último valor de cierre de las acciones, 6.790 millones de dólares.

Los títulos están ahora en su mejor momento para la venta, según apunta Bloomberg en un análisis de hacia donde podrían ir los tiros en la gestión de la herencia de Jobs, el hasta no hace mucho CEO de Apple y fundador de esta compañía. Jobs dejó sus acciones en las dos compañías en un trust, lo que elimina problemas en la gestión de ese patrimonio y sobre todo evita que sus herederos tengan que pagar el impuesto de sucesión.

Jobs era dueño de 138 millones de acciones de Disney y 5,55 millones de acciones de Apple. Como explica una analista de mercados a Bloomberg, Laurene Powell podría mantener parte de las acciones para continuar el legado de Jobs, aunque podría vender parte de las acciones – sobre todo de Disney, donde son dueños de una parte muy importante de las acciones – para diversificar sus inversiones.

Lo que el medio económico ha podido confirmar, tras hablar con tres personas cercanas a la viuda de Steve Jobs, es que Powell no tiene ningún interés en sentarse ni en la junta de Apple ni en la de Disney, puesto que le podría corresponder por su número de acciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor