El modelo de la empresa del futuro, sin jerarquías y en red

Empresas

Con una cultura del trabajo más de igual a igual, las personas obtendrán mayores recompensas que en los sistemas del pasado.

La cultura de la organización del trabajo vivirá importantes transformaciones en los próximos años a consecuencia del aumento del uso de la robótica y la tecnología automatizada.

La mayor conectividad implicará cambios sucesivos en la naturaleza de los puestos de trabajo, donde primarán las tareas de alto valor y el talento cualificado, puesto que las funciones rutinarias quedarán en manos de las máquinas.

Dana Ardi, antropólogo corporativo, asegura en su libro ‘The Fall of the Alphas: The New Beta Way to Connect, Collaborate, Influence And Lead’ que habrá un mayor acceso al talento, literalmente, en todo el planeta, como destaca The Fast Compay.

El tipo de empresa y los profesionales que prosperarán en este nuevo entorno se guiarán por la colaboración y el trabajo en equipo. La forma antigua de hacer los negocios, de arriba hacia abajo, ya no será viable.

Para ello, las redes sociales se consolidarán como un gran vehículo para asociarse. Los trabajadores de todos los niveles las utilizarán para dar a conocer su actividad y obtener influencia para acceder a ofertas en función de su especialización.

Según Ardi apunta en su obra, “todos seremos empresarios”. La gente trabajará con muchos clientes y socios a la vez, al tiempo que tendrá mayor control sobre el tipo de trabajo que abordará y cómo se le remunerará.

Con un sistema más de igual a igual, las personas podrán llegar a cosechar mayores recompensas que en los modelos jerárquicos más ineficientes del pasado. La retribución estará ligada al valor de la contribución de un  individuo a la empresa y no a su título.

Esta nueva dinámica no sólo aumentará la eficiencia de las organizaciones sino que también cambiará la noción de lo que significa “gestionarlas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor