El iPhone desata la locura en Nueva York

Movilidad

La expectación por la salida al mercado el próximo viernes del teléfono de Apple, ha hecho que decenas de personas se amontonen a las puertas de las tiendas que el gigante informático tiene en el Soho y la Quinta Avenida.

Fanáticos de la firma se han propuesto conquistar los primeros ejemplares del iPhone cuando den las seis de la tarde el próximo viernes en Nueva York, aguardando en la fila que ha tenido que preparar la compañía. Es tal la fiebre desatada que AT&T ya ha anunciado que limitará la venta de sus teléfonos a un máximo por persona.

Como curiosidad indicar que el primero de la fila es un jubilado llamado Greg Packer, que se instaló a las puertas de la tienda de la Quinta Avenida en la madrugada del lunes. Este avispado individuo ha abierto una cuenta corriente donde espera recibir “donaciones de aquellos que valoren esta hazaña” y que le ayuden a sobrevivir durante los cinco días que estará a la intemperie, la mayor parte del tiempo concediendo entrevistas a los medios de comunicación.

Por otro lado esta misma semana se ha conocido el precio para el servicio proporcionado en exclusiva por AT&T y que consta de tres planes. El básico de 59,99 dólares incluye 450 minutos en llamadas gratis; el intermedio por 79,99 ofrece 900 minutos y el más alto de 99,99 dólares tiene 1.350 minutos. Los tres planes propuestos por la compañía incluyen datos ilimitados, 200 mensajes de texto, utilización de los minutos que no fueron gastados el mes anterior, y minutos ilimitados en llamadas de móvil a móvil. A todo ello hay que sumar la tarifa de activación mediante el software de iTunes que costará 36 dólares.

El elevado coste, que puede llegar a 3.000 dólares incluyendo el propio teléfono en los dos años de duración que obliga el contrato, no parece desanimar a sus admiradores. Tampoco la opinión de algunos medios de comunicación americanos que señalan inconvenientes como su limitada memoria, su lento acceso a internet y la inexperiencia de Apple en el mundo del teléfono móvil.

De momento la campaña de marketing ha sido todo un éxito. Desde el anuncio del iPhone en enero de este año, Steve Jobs es un 35% más rico, tanto como la subida de las acciones de Apple, aunque los escépticos se preguntan si la empresa podrá cumplir con las expectativas, advirtiendo de una caída del valor en bolsa si el aparato termina siendo una decepción.

Sin embargo otros inversores esperan incluso que el dispositivo desbanque los beneficios del producto estrella de la compañía, el iPod. Otro dato que indica la expectación generada: el nombre del nuevo teléfono de Apple es la cuarta palabra más buscada en Internet según Technorati. µ

vINQulos
CincoDías

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor